Pico Mencilla: circular desde Pineda de la Sierra.

  • Tipos de ruta: circular.
  • Señalización: algún hito suelto.
  • Distancia: 12,250 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h30-4 horas.
  • Desnivel: 767 m.
  • Altitud mínima: 1187 m
  • Altitud máxima: 1932 m

Reseña

La Sierra del Mencilla, preciosa cordillera de altitud media que nos regala unas maravillosas vistas desde la mayoría de sus puntos, es un anticlinal de unos 25 kms de longitud situado al sur de la Sierra de la Demanda, entre las poblaciones de Pineda de la Sierra y Tinieblas, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 49 kms al este de Burgos y a 34,50 de Salas de los Infantes. Su pico más alto es el Mencilla (1932 m). Puede puede abordarse desde diferentes poblaciones, pero hoy hemos elegido la ruta más clásica, emblemática y recomendable: la ascensión por la cara norte desde Pineda de la Sierra, con el objetivo de ver el circo del Mencilla desde lo alto, disfrutar de uno de los entornos naturales más interesantes de toda la Sierra de la Demanda, poblado de extensos y variados bosques de abedules, robles rebollos, acebos y hayedos, y de contemplar magníficas vistas tanto desde diferentes puntos del ascenso como desde su cumbre.

Se trata de una bellísima ruta de montaña, pero bastante dura, ya que hemos de subir un desnivel muy acusado de más de 700 metros en una corta distancia. En lugar de subir y bajar por el refugio de Esteralvo, como suele ser lo más normal y clásico, subimos por las Llanadas y la Veguilla por el cordal que va hasta el Plantizo para hacerla circular y con un recorrido mucho más tendido y bajamos por un hermosísimo sendero que llega al refugio citado. Con todo, el recorrido no tiene ninguna dificultad técnica ya que la subida transcurre por una amplia pista y la bajada es un sendero totalmente limpio de vegetación por el uso de los senderistas. Teniendo cuidado de elegir un día despejado para gozar de las magníficas panorámicas del entorno, es una ruta muy recomendable para pasar un día de montaña inolvidable y acercarse a visitar los numerosos puntos de interés que nos ofrece el pueblo de Pineda.

Descripción del recorrido.

Iniciamos la ruta en la Plaza del Ayuntamiento para dirigirnos por la CL-BU-820 casi hasta el final del pueblo, donde está el cartel que señaliza el comienzo de la ruta. Nos vamos a la izquierda por un camino forestal que pasa por la Ermita del Santísimo Cristo y que cruza la vía verde y un paso de cadenas. A unos 2 kms aproximádamente, lo dejamos para irnos a la derecha. Pronto veremos un abrevadero, donde nos vamos por la izquierda para iniciar la subida más dura de todo el recorrido. Llegados al cordal, continuamos por un camino bien marcado que, pasando por una caseta de observación de montes, nos lleva hasta la cima. Las bajas temperaturas, el viento y la amenaza de niebla hacen que volvamos pronto hasta el collado en el que iniciaremos el descenso por una hermosísima vereda que transcurre entre robles, hayas y bastantes acebos. El colorido del paisaje y la abundante flora hacen que el camino hasta el Refugio del Esteralvo, aunque duro en la bajada, se nos haga muy llevadero. Un tentempié para reponer fuerzas, y bajamos a la pista que viene desde el Valle del Sol para continuar por la izquierda. En apenas 200 metros, buscamos una vereda que sale a la derecha, en la cual tienes la sensación de caminar bajo el palio de los árboles que la flanquean. Llegamos al cruce de caminos, donde vemos un panel con amplia información sobre la vía verde. Nos vamos a la derecha, pasamos por la ermita y nos dirigimos a nuestro punto de partida.


Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita del Santo Cristo.

De estilo románico, como puede verse por algunas estructuras que conserva en su interior, esta ermita fue construida entre los siglos XII y XIII. Tiene una planta muy sencilla y un aspecto de haber sido reformada recientemente. Situada junto a la Vía Verde de la Demanda, los vecinos de Pineda se acercan hasta ella el día de la fiesta de la Cruz, 14 de septiembre, llevando a la Virgen de Villa en procesión. Por la tarde, vuelven a llevarla a la Iglesia de San Esteban.

Pico Mencilla (1932 m).

Es la cima más alta de esta sierra a la que da nombre (1932 m). Presenta un característico perfil modelado por los efectos de la erosión glaciar a lo largo de los años. En ella podemos encontrar: un vértice geodésico, un pequeño belén y varios buzones de montañeros. La panorámica desde ambos lados es bellísima con vistas inmejorables del Pico San Millán y del Trigaza, así como de la Sierra de Urbión. Los pantanos de Uzquiza y Arlanzón en el norte y el Valle del Sol en su falda son otros de los atractivos. Coronar su cumbre es uno de los clásicos del montañismo burgalés. De hecho, cada año, el fin de semana anterior a nochebuena, animados por la Sociedad de Montañeros Burgaleses, cientos de personas suben hasta este pico a celebrar la llegada de la navidad.

Refugio de Esteralvo.

Es el refugio de la Sociedad de Montañeros Burgaleses. Situado a 1430 m de altura, a las faldas del Mencilla, desde su ubicación pueden verse variados bosques y unas buenas vistas del Valle del Arlanzón y de los 2 embalses que surten de agua a la capital burgalesa. A su lado, hay un área recreativa con parque infantil, fuente, bancos y mesas.

Pineda de la Sierra

Situado entre las altas cumbres de la sierra, rodeado por extensos bosques autóctonos, atravesado por un recién nacido río Arlanzón y habitado por apenas 100 habitantes censados, Pineda tiene su origen a finales del siglo X, cuando Don Sancho pobló esta zona. Favorecido por un entorno rico en pastos, tuvo su esplendor en la Edad Media como importante centro ganadero, llegándose a convertir en un punto de referencia de las rutas de trashumancia de la mesta. También fue notable su importancia como lugar minero, manifestado en el ferrocarril minero que pasa junto al pueblo. Toda esta notoriedad puede verse en las numerosas casas blasonadas que hay en el pueblo. Se trata de grandes casonas de piedra arenisca rojiza, con puertas de madera con cuarterón y pequeñas ventanas para evitar el frío del clima de montaña que padece una buena parte del año. En algunas de ellas, todavía pueden encontrarse chimeneas encestadas y grandes escudos de piedra. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de la naturaleza y por presentar un casco urbano muy bien conservado. Además de los ya citados más arriba, hay en el pueblo y entorno abundantes monumentos y lugares de interés entre los que cabe destacar:

Iglesia de San Esteban Protomártir: de estilo románico, es el monumento más interesante de esta población, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico. Construida con piedra rojiza arenisca, propia de esta zona de la sierra, presenta un ábside semicircular , una torre campanario, la puerta principal y una galería porticada, auténtico icono del edificio religioso, como los elementos más sobresalientes de esta maravillosa obra de arte.Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.

Vía verde del ferrocarril minero: extendiéndose desde Monterrubio de la Demanda hasta Arlanzón, pasa por la parte baja del pueblo. En él, es frecuente ver senderistas, ciclistas e, incluso, gente a caballo disfrutando de este maravilloso entorno natural.

Valle del Sol: lugar cercano a Pineda, al que se puede acceder en coche o a pie. El sendero que nos sube desde el pueblo transcurre por un precioso acebal. En este lugar pueden verse un gran refugio operativo para comer y dormir y los restos de una antigua estación de esquí.

Avisos y recomendaciones

Aunque el itinerario transcurre por un amplio camino rodado al subir y por una preciosa vereda en la bajada, no está balizado; apenas hay unos pocos hitos, por lo que debemos ir muy atentos al track, sobre todo si está cubierto de nieve. La ruta salva un gran desnivel, es bastante exigente y se hace dura, por lo que es imprescindible estar en buena forma física para su realización. Recomendamos hacerla de esta forma, ya que la subida es más tendida. El ascenso por el refugio de Esteralvo es muy exigente y de una dificultad alta. En invierno, es conveniente ir bien abrigados, ya que suele soplar el viento con bastante fuerza. Es frecuente que se eche la niebla de forma inesperada.

El pueblo de Pineda ofrece varios servicios que nos facilitarán y ayudarán a disfrutar de nuestra estancia: bares, restaurantes, casas rurales, albergue.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Pineda de la Sierra: http://www.pinedadelasierra.es/lugares-interes

https://es.wikipedia.org/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.wikiburgos.es/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.arteguias.com/iglesia/pinedasierra.htm

Cascadas de Altuzarra: por Majada Garrula desde Refugio Zarcia.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 7,79 Kms.
  • Señalización: marcas naranjas.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h-3.30 horas
  • Desnivel: 558 m
  • Altitud mínima: 1092 m
  • Altitud máxima: 1580 m

Reseña

La ruta de las Cascadas de Altuzarra, situadas a las faldas de los picos San Millán y Trigaza, es uno de los senderos más hermosos y recónditos de la Sierra de la Demanda. Su exuberante y extrema belleza la proporcionan los tres saltos de agua: el Chico (12 m), el Medio (18 m) y el Doble Salto (34 m), junto con las rocas y piedras, bellamente enmusgadas, y la gran cantidad de arroyos y riachuelos que corren por el lugar regando una ríquísima flora en la que predominan las hayas, los fresnos y los acebos. El acceso más frecuente es el que parte del área recreativa de Zarcia, a unos 3 kms del pueblo de Santa Cruz del Valle Urbión, y a unos 45 kms de la capital burgalesa.

Siempre que haya abundancia de agua, la ruta es sorprendente ya que nos obligará a cruzar el río una y otra vez y a refrescarnos o quizás mojarnos con una cierta frecuencia. Es también impresionante por las formas que dibuja el agua en sus tres cascadas y múltiples saltos del río, y porque el sendero asciende entre helechos, rocas y piedras cubiertas de musgo y originales raices que sujetan los árboles junto al río. Si a ello añadimos las magníficas vistas del Pico San Millán y la preciosa vereda de bajada entre frondosas hayas y pinos, fácilmente podemos concluir que hemos recorrido un paraje excelente y único que nunca debes dejar de visitar.

Descripción del recorrido

Saliendo desde el área recreativa de Zarcia, vamos subiendo siguiendo la orilla del río Urbión. Al llegar al cruce de Tres Aguas, lugar así denominado porque allí confluyen las aguas del río Urbión y de los arroyos Abanza y Ranguna, nos vamos a la derecha siguiendo la señalización de una flecha que nos indica «Senda de las Cascadas», ya que, siendo buenos conocedores de la zona, creemos que es más fácil y más atractivo subir la cascadas que bajarlas. Cruzamos una pasarela y empezamos a subir siguiendo una vereda en zigzag que nos ayuda a superar el desnivel que hay hasta llegar a una especie de mirador natural con magníficas vistas del Pico San Millán. Otra pequeña subida y, entre pinos, bajamos al principio del barranco de Altuzarra donde iniciamos nuestra gran aventura. Unas veces por una lado del arroyo de Altuzarra y otras por el otro, ayudados de un bastón, avanzamos hasta la primera cascada: el Salto Chico que rápidamente nos sorprende por el gran chorro que brota de las rocas y las paredes belllamente cubiertas de musgo. Otra pequeña y empinada subida y habremos llegado a la segunda cascada: el Salto Medio que deposita sus aguas en una hermosa poza en la que hacemos una larga parada para disfrutar del precioso entorno y darle a la fotografía. Ya hemos descansado y nos vamos a por la última cascada: el Salto Doble que encontramos enclavada en un pequeño circo rocoso de extraordinaria belleza. El lugar es espectacular. Tras un nuevo rito de fotos y video incluido, buscamos un cartel a la derecha que nos indica perfectamente la vereda que nos subirá hasta Majada Garrula.

Llegada la hora del descenso, nos vamos al otro lado de la majada, donde arranca una angosta y preciosa vereda que baja hasta el Barranco de Abanza. Cruzamos el arroyo por dos pasarelas, en mal estado por cierto, donde la senda da paso, poco a poco, a un amplio camino que nos llevará de regreso al punto de partida, donde damos por concluida esta intensa y maravillosa ruta.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Área recreativa Zarcia

Las cascadas: Salto Chico,Salto Medio y Doble Salto

Majada Garrula

Majada Garrula es un alto en el que vemos varios vestigios que corroboran que estamos en una zona de pastoreo; desde esta pradera, tenemos unas bellas vistas de los de los Picos Trigaza, Zapatera y San Millán.

Barranco de Abanza o Esquizago

Avisos y recomendaciones

La ruta ofrece bastante dificultad en épocas de mucho agua, ya que hay que cruzar el arroyo constantemente. En épocas de nieve, el tramo de subida a la tercera cascada es peligroso y hay que ir con mucho cuidado.
La señal en el recorrido de las cascadas es casi inexistente y podemos tener problemas de conexión u errores en las grabaciones de los tracks.
Es recomendable llevar un buen calzado impermeable y adecuado para trepar en algunos tramos..

Más información en los siguientes enlaces:

http://www.santacruzdelvalleurbion.es/rutas

Peña Carazo/Villanueva (Ruta V BFM): Carazo, Soncarazo, Fuerte San Carlos, Sad Hill, Betterville.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 15,350 Kms.
  • Señalización: hitos en algunos de sus tramos.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 4.30-5 horas
  • Desnivel: 606 m
  • Altitud mínima: 1126 m
  • Altitud máxima: 1468 m

Reseña

La Peña Carazo, nombre que se considera el más correcto por provenir de la denominación medieval de las Peñas de Carazo o «las mis Peñas e fortaleza de Carazo», tal y como la llamaba el Conde de Haro y Señor de Salas, Pedro Fernández de Velasco, en 1414, está situada en la Comarca de la Demanda y Pinares, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, muy cerca de Salas de los Infantes, y a 66 kms de Burgos. También conocida como Peña de Villanueva en los pueblos de alrededor, es un sinclinal de casi 6 kms de largo, una anchura de entre 150 y 750 ms, y una altura de 1.462 ms. Es una gran mesa con dos submesetas: Soncarazo y San Carlos. En la primera, todavía pueden verse algunos restos de un castro de la Edad de Hierro que estaba ubicado en la zona más oriental de la Peña. En sus cantiles, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres comunes, alimoches y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una panorámica extraordinaria de la zona y pueden divisarse muchos pueblos de la comarca de Salas. Como curiosidad, es un referente climatológico para los lugareños. Por su aspecto, nuestros mayores son capaces de predecir el tiempo de una manera casi infalible.

Junto a Soncarazo, separados por el Collado de la Rasa, se encuentra el Fuerte San Carlos, donde se halla otro asentamiento de finales de la Edad de Bronce o principios del Hierro. San Carlos es otra meseta convertida en fortaleza por los romanos para vigilar y dominar la calzada romana que unía Clunia con Lara. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media y durante las guerras carlistas tuvo un gran valor estratégico.

En el recorrido de hoy, subimos por la cara sur, por la empinada ladera del monte Soncarazo que exige un notable esfuerzo. En épocas del deshielo y de grandes lluvias, podemos vernos sorprendidos por preciosas cascadas que brotan de las rocas e, incluso, podemos verlas heladas. Avanzamos por Soncarazo y luego por la mesa de San Carlos. Arriba, sólo consiste en caminar entre hermosas sabinas albares y encinas, dejarse sorprender por la presencia de alguna rapaz, disfrutar del impresionante silencio que reina allá arriba y otear el bellísimo paisaje que rodea estas dos maravillas de la naturaleza. Eso sí, cuidado con las rocas cortantes y afiladas, que dificultan el caminar por ambas mesetas, y con las cárcavas que, en épocas de nieves, pueden ser muy peligrosas.

En el Cementerio de Sad Hill y en Betterville, pronto comprenderemos por qué Sergio Leone eligió este paraje para su película de «El Bueno, el feo y el malo». El regreso a Carazo lo hacemos por otro camino forestal, rodeado de bellas vistas de los cantiles de la Peña a la izquierda y entre hermosas sabinas albares y preciosos robles. La ruta es dura y exige un cierto sacrificio, pero pasaréis un rato tan bueno que compensará con mucho el esfuerzo realizado.

Descripción del recorrido

Salimos de Carazo en dirección a la Ermita del Sol y ascendemos por la cara sur por un barranco en el que nace el río Mataviejas o Ura. La subida es relativamente empinada, sin grandes dificultades, pero exige un esfuerzo notable. En apenas unos minutos, habremos coronado y nos adentramos en la denominada meseta de Soncarazo. Llegamos hasta el final de la mesa, donde, en la cara norte, tenemos magníficas vistas del Valle del Arlanza, de varias cumbres al fondo, y de un montón de pueblos ubicados en la comarca de Salas de los Infantes. Pronto, nos recibirán manadas de buitres y nos sorprenderán la paz y el silencio que reinan en esta meseta. Continuamos la ruta por la izquierda y próximos a los impresionantes acantilados que miran hacia el norte durante unos dos kilómetros aproximadamente, y buscamos dos pequeñas aberturas o desfiladeros que nos bajan hasta el Collado de La Rasa, situado entre las dos mesetas: Soncarazo y San Carlos. Desde aquí, nos dirigimos hacia el Fuerte San Carlos y ascendemos directamente y trepando por la cara este. Abandonamos la fortaleza por la cara norte, teniendo especial cuidado en los primeros metros de la bajada hacia el Alto de Mirandilla, y nos vamos en búsqueda de una valla en la que arranca una angosta vereda de ganado que nos llevará, monte a través y durante unos 600 metros obscuros y sin ningún tipo de señalización, hasta un camino rodado que parte del otro lado de una finca sin cultivar. Ya en cementerio, lo cruzamos y volvemos a subir para ir a otro camino forestal que discurre por la parte alta del valle y va paralelo a la peña. De nuevo, acompañados de preciosos enebros centenarios y, posteriormente, de robles , andamos durante unos 4 kilómetros aproximadamente y subimos hasta el campo de prisioneros de Betterville. Tras una breve visita, por la parte de atrás del campo nos vamos acercando a nuestro punto de partida.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita de la Virgen del Sol

La Ermita de la Virgen del Sol se encuentra junto al nacimiento del río Mataviejas o Ura, en la falda de la Peña de Carazo. Su virgen es la patrona del pueblo, a la que los caraceños rinden un sentido homenaje cada año en sus fiestas de agosto. Saliendo del pueblo en procesión, van bailando desde la villa hasta la ermita al son de dulzainas y tamboril en un increíble esfuerzo sólo propio de feligreses con una gran devoción.

Meseta de Soncarazo.

Es la meseta calcárea más importante que encontramos en la Peña de Carazo. Se ha podido comprobar la existencia de poblamientos en esta altiplanicie desde tiempos prehistóricos. De hecho, se han encontrado restos de un castro de la Primera Edad de Hierro. En el centro de la meseta hay una cárcava bastante profunda. Desde los cantiles de su cara norte, se puede observar el vuelo de las rapaces y ver, al fondo, una espectacular panorámica del valle del Arlanza y de varias cumbres del Sistema Ibérico: San Lorenzo, Mencilla, Trigaza Norte y Trigaza Sur, San Millán; por el lado este, Urbión, Campiña etc…

Fuerte San Carlos

El Fuerte San Carlos, cuyo nombre proviene de la ocupación del lugar por el ejército carlista, es un sinclinal de 1 km de longitud y 200 metros de ancho que se nos presenta como una enorme fortaleza que domina toda la zona. En su aplanada cima, todavía pueden verse restos de 5 cubos o torreones circulares y de una torre cuadrada, un vértice geodésico y un monumento a un general del aire que murió aquí durante unas maniobras de paracaidismo celebradas aquí en 1955. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media tuvo un gran valor estratégico. Su misión en aquella época era controlar el paso entre las ciudades de Clunia y Lara, cabeza del Alfoz. Se sabe que tuvo también una importancia decisiva en las luchas de los ejércitos musulmanes y cristianos, en las guerras entre Navarra y Castilla en el siglo XI, y, en el siglo XIX, en la Primera Guerra Carlista. Como anécdota, decir que el Cura Merino construyó, sobre unas ruinas medievales, un refugio para sus guerrilleros en esta fortificación. Desde su cima, además de las cumbres ya mencionadas en Soncarazo, podemos añadir Peñas Cerveras, Pico Águila etc…. en el lado noroeste del fuerte.

Sad Hill

Sad Hill es un valle, situado entre Santo Domingo de Silos y Contreras, en el que tuvo lugar, en 1966, el rodaje de varias escenas de la película «El bueno, el feo y el malo». Concretamente en este cementerio tuvo lugar el duelo final de los tres protagonistas de la película. Se sabe que Sergio Leone eligió este paraje por su gran parecido con los campos de Arizona y Nuevo México en los que tuvieron lugar las grandes batallas entre unionistas y confederados.

El Valle de las Espadas

Gracias a la intervención de los productores de Hollywood, este valle fue una de las localizaciones del antiguo Condado de Castilla en la que se rodó la película «El Valle de las Espadas», un clásico del cine español injustamente olvidado. Cuenta las hazañas épicas del conde Fernán González de Castilla.

Betterville (Campo de Prisioneros)

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo colocado en la majada en la que estuvo enclavada la prisión: «El visitante se encuentra frente a una de las cuatro localizaciones burgalesas de «El Bueno, el Feo y el Malo» (1966) de Sergio Leone. El campo de concentración de Betterville fue construído en el verano de 1966. La escena se rodó en este altozano cercano a la localidad de Carazo (Burgos) conocido como Majada de las Merinas». Para la construcción del fuerte «Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) tomadas en 1864 por Mathew Brady y donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento y hasta canibalismo».

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, anteriormente comentada.

Avisos y recomendaciones

En la meseta de Soncarazo hay que caminar con enorme cuidado, además de llevar un buen calzado, ya que el suelo está repleto de piedras afiladas y cortantes. En épocas de nieve es muy peligroso caminar por la cima, ya que hay cárcavas y fosos que están cubiertos de nieve y no son visibles, por lo que recomendamos abstenerse de ir en estas condiciones atmosféricas, a no ser que seamos senderistas o montañeros expertos.

La bajada desde San Carlos hasta Sad Hill es bastante segura, pero incómoda a la hora de caminar, ya que vamos, durante 600 metros, monte a través y esquivando matorrales. Hemos elegido esta opción, porque la bajada por el desfiladero entre San Carlos y Alto de la Mirandilla es muy arriesgada e, incluso, peligrosa, a no ser que seamos relativamente expertos en estas bajadas.

Más información en los siguientes enlaces:

Castillos del Olvido: https://castillosdelolvido.com/?s=fortaleza+de+carazo

http://www.carazo.es/content/historia

https://es.wikipedia.org/wiki/Carazo_(Burgos)

Asociación Cultural Sad Hill: http://www.acsadhill.es/

Peña Carazo/Villanueva (Ruta IV): Alrededor de la Peña (Carazo, Villanueva de Carazo, Ahedo, Betterville).

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 14,230 Kms.
  • Señalización: algunos hitos en algunos de sus tramos.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h30-5 horas
  • Desnivel: 543 m
  • Altitud mínima: 993 m
  • Altitud máxima: 1376 m

Reseña

La Peña Carazo, nombre que se considera el más correcto por provenir de la denominación medieval de las Peñas de Carazo o «las mis Peñas e fortaleza de Carazo», tal y como la llamaba el Conde de Haro y Señor de Salas, Pedro Fernández de Velasco, en 1414, está situada en la Comarca de la Demanda y Pinares, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, muy cerca de Salas de los Infantes, y a 66 kms de Burgos. También conocida como Peña de Villanueva en los pueblos de alrededor, es un sinclinal de casi 6 kms de largo, una anchura de entre 150 y 750 ms, y una altura de 1.462 ms. Es una gran mesa con dos submesetas: Soncarazo y San Carlos. En la primera, todavía pueden verse algunos restos de un castro de la Edad de Hierro que estaba ubicado en la zona más oriental de la Peña. En sus cantiles, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres comunes, alimoches y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una panorámica extraordinaria de la zona y pueden divisarse muchos pueblos de la comarca de Salas. Como curiosidad, es un referente climatológico para los lugareños. Por su aspecto, nuestros mayores son capaces de predecir el tiempo de una manera casi infalible.

Junto a Soncarazo, separado por el Collado de la Rasa, se encuentra el Fuerte San Carlos -no lo visitamos en esta ruta; sí lo hacemos en nuestras rutas I y V-, que es otro sinclinal de 1 km de longitud y 200 metros de ancho que hoy se nos presenta cono una enorme fortaleza que domina toda la zona; tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media tuvo un gran valor estratégico. Su misión en aquella época era controlar el paso entre las ciudades de Clunia y Lara, cabeza del Alfoz. Se sabe que tuvo también una importancia decisiva en las luchas de los ejércitos musulmanes y cristianos, en las guerras entre Navarra y Castilla en el siglo XI, y, en el siglo XIX, en la Primera Guerra Carlista. Como anécdota, decir que el Cura Merino construyó, sobre unas ruinas medievales, un refugio para sus guerrilleros en el fuerte San Carlos.

La ruta de hoy es ideal para caminar por hermosas veredas como las de Fuente Cerezo y Las Llanas entre preciosas sabinas, dejarse sorprender por la presencia de alguna rapaz o de algún corzo, divisar altas cumbres a lo lejos y otear el bellísimo paisaje que rodea esta maravilla de la naturaleza. También para conocer los dos pequeños pueblos de Ahedo y Villanueva, claros vestigios de la despoblación. Si os animáis a hacerla, os aseguro que pasaréis un día inolvidable y que terminaréis con ganas de repetirla.

Descripción del recorrido

En un precioso día de nieve, salimos de Carazo por la carretera local BU-910 y a unos 300 metros, tomamos a la izquierda un camino forestal, después reconvertido en hermosa vereda, que va dejando a la derecha la Comunidad de Fuente Cerezo y nos va subiendo hasta la falda de la proa de la peña, en la que nos reciben varias manadas de buitres que sobrevuelan el Pico de la Rastra. Llegamos a una valla que divide las propiedades de Carazo y Villanueva y nos metemos en un tramo que se hace complicado, porque no hay ninguna señalización y las pequeñas veredas de animales están cerradas por matorrales y espinos. Son sólo 300 o 400 metros que hay que superar con una cierta paciencia y con un pequeño esfuerzo. A partir de ahí, no hay ninguna dificultad. Siempre con la vista de Villanueva al fondo, podemos bajar por varios sitios, pero la mejor opción es girar 90 grados a la altura del depósito del agua. Hay un sendero que nos baja hasta el pueblo. Desde aquí, cogemos un camino forestal que nos conduce a Ahedo cruzando la dehesa de Villanueva, repleta de bellos robles centenarios. En Ahedo, tomamos el camino de la Peña,señalizado como «Montaña», ascendemos hasta el collado de La Rasa y continuamos la ruta por la cara sur. Nos bajará por la preciosa senda de Las Llanas hasta cerca de Carazo. Antes de dirigirnos al pueblo, abrimos un portón al otro lado del camino y subimos a hacer una visita a Betterville -recientemente ha sido señalizado por la Asociación Cultural Sad Hill-, centro de prisioneros de la película El bueno, el feo y el malo. Desde aquí, una senda de 1 km nos conducirá al punto de partida. Una larga marcha, pero, por su paisaje único, el esfuerzo bien merece la pena.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Fuente Cerezo. Pico de la Rastra. Buitreras.

Villanueva de Carazo

Atravesada por el sendero de Gran Recorrido GR-82, esta pequeña localidad está situada en el Sureste de la provincia de Burgos, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 4 kms de Salas de los Infantes y a 60 de Burgos. Parte de su territorio también forma parte del Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla. Es un vestigio claro de la despoblación, ya que hoy en día no alcanza la media docena de vecinos de forma permanente, cuando en 1950 estaba habitado por 172 habitantes. Como anécdota histórica, se sabe que en las cercanías del pueblo tuvo lugar una importante batalla durante la primera guerra carlista, que ganaron los Isabelinos. Su monumento más destacado es la iglesia, dedicada a Santa Cruz, construida en piedra rojiza de la zona. En el exterior sobresale la torre y la portada clasicista; en su interior, podemos ver una interesante pila románica, el retablo barroco y dos cruces de los siglos XIV y XVI, respectivamente. Dengtro de su arquitectura popular, es interesante un lavadero que está en las proximidades del pueblo.

Dehesa de Villanueva.

Ahedo

Ahedo, también conocido como Haedo, es un pequeño pueblo que está situado en el antiguo Alfoz de Lara, en la ladera de la Peña de Carazo. En la actualidad, forma parte del ayuntamiento de La Revilla y Ahedo y apenas una docena de personas viven allí de forma habitual, cuando en 1950 contaba con 149 habitantes. Está rodeado de un bello paisaje y tiene un monumento destacado: la Iglesia dedicada al protomártir San Esteban. Es de una sola nave, recientemente recuperada tras un hundimiento, con una cabecera más alta de estilo renacentista en la que se sitúa el alta mayor.

Collado de la Rasa y Sendero de las Llanas

El collado de la Rasa une las mesetas de Soncarazo y San Carlos. Las Llanas es una hermosísima vereda que bordea la peña por su cara sur ofreciéndonos bellos paisajes y vistas de los cantiles de la peña.

Betterville

Para su mejor comprensión, reproducimos aquí el texto que aparece en el panel informativo spbre la película del Bueno, el feo y el malo que encontramos en el lugar: » La escena se rodó en un altozano cercano a la localidad de Carazo conocido como Majada de las Merinas. Para ello se construyó bajo un proyecto del escenógrafo Carlo Simi un imponente fuerte con profundos fosos, empalizada y edificaciones anejas donde se representa lo peor de la guerra, torturas, ejecuciones… Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) en 1864, tomadas por Mathew Brady, donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento, y hasta canibalismo. La escena incluye la tremenda paliza que propina el cabo Wallace (Mario Brega) a Tuco durante el interrogatorio del sargento Sentencia. Leone incluye una banda de músicos que tocan para silenciar las torturas. En esto se inspiró en bandas de judíos en los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.»

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, anteriormente comentada.

Avisos y recomendaciones

En el camino que va de Villanueva a Carazo, hay un tramo de unos 400 metros que es un poco confuso, debido a que las veredas que hacen los animales están cerradas por los matorrales y los espinos. Estad atentos al track pues tan solo se trata de unos metros en tan largo recorrido. Lo importante es coger bien la bajada enfrente del depósito de agua y tener siempre el pueblo de Villanueva como referencia.

En la bajada desde el Collado de la Rasa al Sendero de Las Llanas hay que estar muy atentos para coger bien el sendero de bajada. luego, hay un pequeño tramo con piedras sueltas en el que tenemos que bajar con cuidado para no resbalar.

Más información en los siguientes enlaces:

https://es.wikipedia.org/wiki/Villanueva_de_Carazo

http://www.carazo.es/content/historia

https://es.wikipedia.org/wiki/Carazo_(Burgos)

Asociación Cultural Sad Hill: http://www.acsadhill.es/

Peña Carazo/Villanueva (Ruta III): Carazo, Soncarazo, Ahedo, Villanueva de Carazo.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 15,45 Kms.
  • Señalización: algunos hitos en algunos de sus tramos.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h30-5 horas
  • Desnivel: 656 m
  • Altitud mínima: 993 m
  • Altitud máxima: 1455 m

Reseña

La Peña Carazo, nombre que se considera el más correcto por provenir de la denominación medieval de las Peñas de Carazo o «las mis Peñas e fortaleza de Carazo», tal y como la llamaba el Conde de Haro y Señor de Salas, Pedro Fernández de Velasco, en 1414, está situada en la Comarca de la Demanda y Pinares, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, muy cerca de Salas de los Infantes, y a 66 kms de Burgos. También conocida como Peña de Villanueva en los pueblos de alrededor, es un sinclinal de casi 6 kms de largo, una anchura de entre 150 y 750 ms, y una altura de 1.462 ms. Es una gran mesa con dos submesetas: Soncarazo y San Carlos. En la primera, todavía pueden verse algunos restos de un castro de la Edad de Hierro que estaba ubicado en la zona más oriental de la Peña. En sus cantiles, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres comunes, alimoches y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una panorámica extraordinaria de la zona y pueden divisarse muchos pueblos de la comarca de Salas. Como curiosidad, es un referente climatológico para los lugareños. Por su aspecto, nuestros mayores son capaces de predecir el tiempo de una manera casi infalible.

Junto a la Peña, separado por el Collado de la Rasa, se encuentra el Fuerte San Carlos -no lo visitamos en esta ruta; sí lo hacemos en nuestras rutas I y V-, que es un sinclinal de 1 km de largo y 200 metros de ancho. Hoy se nos presenta cono una enorme fortaleza que domina toda la zona. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media tuvo un gran valor estratégico. Su misión en aquella época era controlar el paso entre las ciudades de Clunia y Lara, cabeza del Alfoz. Se sabe que tuvo también una importancia decisiva en las luchas de los ejércitos musulmanes y cristianos, en las guerras entre Navarra y Castilla en el siglo XI, y, en el siglo XIX, en la Primera Guerra Carlista. Como anécdota, decir que el Cura Merino construyó, sobre unas ruinas medievales, un refugio para sus guerrilleros en el fuerte San Carlos.

La ruta de hoy es ideal para caminar entre hermosas sabinas, dejarse sorprender por la presencia de alguna rapaz, disfrutar del impresionante silencio que reina allá arriba y otear el bellísimo paisaje que rodea esta maravilla de la naturaleza. Eso sí, cuidado con las rocas cortantes y afiladas que dificultan el caminar y con las cárcavas y torcas que, en épocas de nieves, pueden ser muy peligrosas. Después, conoceremos los dos pequeños pueblos de Ahedo y Villanueva, claros vestigios de la despoblación y seguiremos disfrutando nuevas cumbres y bellas perspectivas del otro lado de la Peña. Si os animáis a hacerla, os aseguro que pasaréis un día inolvidable y que terminaréis con ganas de repetirla.

Descripción del recorrido

Salimos de Carazo en dirección a la Ermita del Sol y ascendemos por el lado sur por un barranco en el que nace el río Mataviejas o Ura. La subida es relativamente empinada, sin grandes dificultades, pero exige un esfuerzo notable. En épocas del deshielo y de grandes lluvias, podemos vernos sorprendidos por preciosas cascadas que brotan de las rocas; incluso, podemos verlas heladas. En apenas unos minutos, habremos coronado por el castro celta y nos adentramos en la denominada meseta de Soncarazo. Llegamos hasta el final de la mesa, donde, en la cara norte, tenemos magníficas vistas del Valle del Arlanza, de varias cumbres del Sistema Ibérico y de un montón de pueblos ubicados en la comarca de Salas de los Infantes. Pronto nos recibirán manadas de buitres y nos sorprenderán la paz y el silencio que reinan en esta meseta.
Continuamos la ruta por la izquierda, próximos a los impresionantes acantilados que miran hacia el norte, durante unos dos kilómetros aproximádamente, para ir en busqueda de una de las dos pequeñas aberturas o desfiladeros que nos bajan hasta el collado de La Rasa, situado entre las dos mesetas: Soncarazo y el Fuerte de San Carlos. Desde La Rasa bajamos a Ahedo y , por un camino forestal y atravesando la hermosa dehesa de Villanueva, nos dirigimos a esta pequeña villa en la que tan sólo viven unos pocos vecinos de forma permanente. Toca volver a subir y escalamos desde el depósito de agua hasta buscar una preciosa vereda que, rodeando la Peña por la cara sur, nos devuelve a nuestro punto de partida.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita de la Virgen del Sol

La Ermita de la Virgen del Sol se encuentra junto al nacimiento del río Mataviejas o Ura, en la falda de la Peña de Carazo. Su virgen es la patrona del pueblo, a la que los caraceños rinden un sentido homenaje cada año en sus fiestas de agosto. Saliendo del pueblo en procesión, van bailando desde la villa hasta la ermita al son de dulzainas y tamboril en un increíble esfuerzo sólo propio de feligreses con una gran devoción.

Meseta de Soncarazo.

Es la meseta calcárea más importante que encontramos en la Peña de Carazo. Se ha podido comprobar la existencia de poblamientos en esta altiplanicie desde tiempos prehistóricos. De hecho, se han encontrado restos de un castro de la Primera Edad del Hierro. En el centro de la meseta hay una cárcava bastante profunda. Desde los cantiles de su cara norte, puede observarse el vuelo de las rapaces y ver, al fondo, una espectacular panorámica del valle del Arlanza y de varias cumbres del Sistema Ibérico: San Lorenzo, Mencilla, Trigaza Norte y Trigaza Sur, San Millán, Urbión Campiña, Gayubar, Pico Águila etc….

Ahedo

Aedo, también conocido como Haedo, es un pequeño pueblo que está situado en el antiguo Alfoz de Lara, en la ladera de la Peña de Carazo. En la actualidad, forma parte del ayuntamiento de La Revilla y Ahedo y apenas una docena de personas viven allí de forma habitual, cuando en 1950 contaba con 149 habitantes. Está rodeado de un bello paisaje y tiene un monumento destacado: la Iglesia dedicada al protomártir San Esteban. Es de una sola nave, recientemente recuperada tras un hundimiento, con una cabecera más alta de estilo renacentista en la que se sitúa el alta mayor.

Dehesa de Villanueva

Villanueva de Carazo

Atravesada por el sendero de Gran Recorrido GR-82, esta pequeña localidad está situada en el Sureste de la provincia de Burgos, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 4 kms de Salas de los Infantes y a 60 de Burgos. Parte de su territorio también forma parte del Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla. Es un vestigio claro de la despoblación, ya que hoy en día no alcanza la media docena de vecinos de forma permanente, cuando en 1950 estaba habitado por 172 habitantes. Como anécdota histórica, se sabe que en las cercanías del pueblo tuvo lugar una importante batalla durante la primera guerra carlista, que ganaron los Isabelinos. Su monumento más destacado es la iglesia, dedicada a Santa Cruz, construida en piedra rojiza de la zona. En el exterior sobresale la torre y la portada clasicista; en su interior, podemos ver una interesante pila románica, el retablo barroco y dos cruces de los siglos XIV y XVI, respectivamente. Dentro de su arquitectura popular, es interesante un lavadero que está en las proximidades del pueblo.

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, anteriormente comentada.

Avisos y recomendaciones

En la meseta de Soncarazo hay que caminar con enorme cuidado, además de llevar un buen calzado, ya que el suelo está repleto de piedras afiladas y cortantes. En épocas de nieve es muy peligroso caminar por la cima, ya que hay cárcavas y torcas que están cubiertos de nieve y no son visibles, por lo que recomendamos abstenerse de ir en estas condiciones atmosféricas, a no ser que seamos senderistas o montañeros expertos o conozcamos muy bien el terreno.

En el camino que va de Villanueva a Carazo, hay un tramo de unos 400 metros que es un poco confuso, debido a que las veredas que hacen los animales están cerradas por los matorrales y los espinos. Estad atentos al track pues tan solo se trata de unos metros en tan largo recorrido.

Más información en los siguientes enlaces:

https://es.wikipedia.org/wiki/Villanueva_de_Carazo

http://www.carazo.es/content/historia

https://es.wikipedia.org/wiki/Carazo_(Burgos)

Peña Carazo/Villanueva (Ruta I): Ahedo, Soncarazo, Fuerte San Carlos.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 9,65 Kms.
  • Señalización: hitos en alguno de sus tramos.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia baja-media.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h-3.30 horas
  • Desnivel: 519 m
  • Altitud mínima: 1030 m
  • Altitud máxima: 1460 m

Reseña

La Peña Carazo, nombre que se considera el más correcto por provenir de la denominación medieval de las Peñas de Carazo o «las mis Peñas e fortaleza de Carazo», tal y como la llamaba el Conde de Haro y Señor de Salas, Pedro Fernández de Velasco, en 1414, está situada en la Comarca de la Demanda y Pinares, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, muy cerca de Salas de los Infantes, y a 66 kms de Burgos. También conocida como Peña de Villanueva en los pueblos de alrededor, es un sinclinal de casi 6 kms de largo, una anchura de entre 150 y 750 ms, y una altura de 1.462 ms. Es una gran mesa con dos submesetas: Soncarazo y San Carlos. En la primera, todavía pueden verse algunos restos de un castro de la Edad de Hierro que estaba ubicado en la zona más oriental de la Peña. En sus cantiles, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres comunes, alimoches y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una panorámica extraordinaria de la zona y pueden divisarse muchos pueblos de la comarca de Salas. Como curiosidad, es un referente climatológico para los lugareños. Por su aspecto, nuestros mayores son capaces de predecir el tiempo de una manera casi infalible.

Junto a Soncarazo, separado por el Collado de la Rasa, se encuentra el Fuerte San Carlos, donde se halla otro asentamiento de finales de la Edad de Bronce o principios del Hierro. San Carlos es otra meseta convertida en fortaleza por los romanos para vigilar y dominar la calzada romana que unía Clunia con Lara. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media y durante las guerras carlistas tuvo un gran valor estratégico.

En el recorrido de hoy, subiremos por la cara norte, por la empinada ladera que desemboca en el Collado de la Rasa, y ascenderemos por cualquiera de las dos grietas que recorren la pared y que, sin ningún problema, nos llevarán a la meseta de Soncarazo. Después, nos iremos al Fuerte San Carlos. Arriba, en cualquiera de las dos mesetas, sólo consiste en pasear entre bellas sabinas, dejarse sorprender por la presencia de alguna rapaz, disfrutar del impresionante silencio que reina allá arriba y otear el bellísimo paisaje que rodea estas dos maravillas de la naturaleza. Eso sí, cuidado con las rocas cortantes y afiladas que dificultan el caminar, y con las cárcavas que, en épocas de nieves, pueden ser muy peligrosas. En resumen, ruta muy interesante para descubrir una bonita perspectiva de toda la comarca de Salas y para ver los dos sinclinales de una forma rápida y segura. Os aseguro que pasaréis tres horas inolvidables y que terminaréis con ganas de volver a visitarla.

Descripción del recorrido

Sorprendidos por una densa niebla, que poco a poco va desapareciendo, salimos de Ahedo por una senda situada un poco más abajo de la iglesia, señalizada con un pequeño cartel en el que puede leerse «Montaña». Ascendemos por una preciosa vereda, relativamente tendida al principio y muy empinada al final -más de 100 metros de desnivel en unos 400 metros-, que nos sube hasta el collado de La Rasa. Subimos primero a la meseta de Soncarazo por la primera garganta que da acceso a la cima. Avanzamos unos metros para acercarnos a un pequeño balcón natural desde donde tenemos magníficas vistas del Valle del Arlanza de un montón de pueblos ubicados en la comarca de Salas de los Infantes, y de varias cumbres del Sistema Ibérico al fondo. El recorrido por los impresionantes acantilados puede hacerse tan largo como uno desee, ya que tenemos casi 4 kms hasta la otra punta de la peña que tendríamos que hacer de ida y vuelta para continuar la ruta. Nosotros optamos por permanecer en el balcón observando el vuelo de un montón de buitres y disfrutando de la paz y el silencio del lugar, y regresar, ahora por el segundo desfiladero, al collado de la Rasa, desde donde continuamos nuestro camino hacia el Fuerte San Carlos. Accedemos a la meseta por un sendero que lo bordea por la parte izquierda, la recorremos para ver los torreones que aún se conservan, un vértice geodésico y un monolito conmemorativo con un minúsculo belén mirando al Valle de Mirandilla, donde, muy a lo lejos y con dificultad, podemos distinguir el cementerio de Sad Hill. Abandonamos la fortificación por la cara este siguiendo un vereda entre piedras que nos baja de nuevo al collado, desde donde iniciamos el descenso de vuelta a Aedo pofr el mismo camino.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Soncarazo

Soncarazo es el nombre que recibe la meseta que encontramos en la parte más alta de la Peña de Carazo o de Villanueva. Se ha podido comprobar la existencia de poblamientos desde tiempos prehistóricos. En su parte más oriental, todavía hay restos de un castro de la Primera Edad de Hierro. En el centro de la altiplanicie hay una cárcava bastante profunda. En los cantiles que la sostienen, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres leonados y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una espectacular panorámica del valle y pueden divisarse muchos pueblos de la zona de Salas y, al fondo, las altas cumbres del Sistema Ibérico: San Lorenzo, Mencilla, Trigaza Norte y Trigaza Sur, San Millán, Urbión, Campiña, Gayugar, Pico Águila etc….

Fuerte San Carlos

El Fuerte San Carlos, cuyo nombre proviene de la ocupación del lugar por el ejército carlista, es un sinclinal de 1 km de longitud y 200 metros de ancho que se nos presenta como una enorme fortaleza que domina toda la zona. En su aplanada cima, todavía pueden verse restos de 5 cubos o torreones circulares y de una torre cuadrada, un vértice geodésico y un monumento a un general del aire que murió aquí durante unas maniobras de paracaidismo celebradas en 1955. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media tuvo un gran valor estratégico. Su misión en aquella época era controlar el paso entre las ciudades de Clunia y Lara, cabeza del Alfoz. Se sabe que tuvo también una importancia decisiva en las luchas de los ejércitos musulmanes y cristianos, en las guerras entre Navarra y Castilla en el siglo XI, y, en el siglo XIX, en la Primera Guerra Carlista. Como anécdota, decir que el Cura Merino construyó, sobre unas ruinas medievales, un refugio para sus guerrilleros en esta fortificación. Desde su cima, además de las cumbres ya mencionadas en Soncarazo, podemos añadir Peñas Cerveras, Pico Águila etc…. en el lado noroeste del fuerte.

Ahedo

Ahedo, también conocido como Haedo, es un pequeño pueblo que está situado en el antiguo Alfoz de Lara, en la ladera de la Peña de Carazo. En la actualidad, forma parte del ayuntamiento de La Revilla y Ahedo y apenas una docena de personas viven allí de forma habitual, cuando en 1950 contaba con 149 habitantes. Está rodeado de un bello paisaje y tiene un monumento destacado: la Iglesia dedicada al protomártir San Esteban. Es de una sola nave, recientemente recuperada tras un hundimiento, con una cabecera más alta de estilo renacentista en la que se sitúa el alta mayor.

Avisos y recomendaciones

En la meseta de Soncarazo hay que caminar con enorme cuidado, además de llevar un buen calzado, ya que el suelo está repleto de piedras afiladas y cortantes. En épocas de nieve es muy peligroso caminar por la cima, ya que hay cárcavas y torcas que están cubiertas de nieve y no son visibles, por lo que recomendamos abstenerse de ir en estas condiciones atmosféricas, a no ser que seamos senderistas o montañeros expertos.

Más información en los siguientes enlaces:

https://castillosdelolvido.com/?s=fortaleza+de+carazo

Home

Peña Carazo/Villanueva (Ruta II): Carazo, Soncarazo, BFM: Betterville.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 8,940 Kms.
  • Señalización: hitos en la mayoría de sus tramos.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h30-4 horas
  • Desnivel: 446 m
  • Altitud mínima: 1125 m
  • Altitud máxima: 1426 m

Reseña

La Peña Carazo, nombre que se considera el más correcto por provenir de la denominación medieval de las Peñas de Carazo o «las mis Peñas e fortaleza de Carazo», tal y como la llamaba el Conde de Haro y Señor de Salas, Pedro Fernández de Velasco, en 1414, está situada en la Comarca de la Demanda y Pinares, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, muy cerca de Salas de los Infantes, y a 66 kms de Burgos. También conocida como Peña de Villanueva en los pueblos de alrededor, es un sinclinal de casi 6 kms de largo, una anchura de entre 150 y 750 ms, y una altura de 1.462 ms. Es una gran mesa con dos submesetas: Soncarazo y San Carlos. En la primera, todavía pueden verse algunos restos de un castro de la Edad de Hierro que estaba ubicado en la zona más oriental de la Peña. En sus cantiles, anidan muchas rapaces, destacando la presencia de buitres comunes, alimoches y alguna águila real, cuyos vuelos podemos observar durante todo el recorrido de la mesa. Desde la parte norte, hay una panorámica extraordinaria de la zona y pueden divisarse muchos pueblos de la comarca de Salas. Como curiosidad, es un referente climatológico para los lugareños. Por su aspecto, nuestros mayores son capaces de predecir el tiempo de una manera casi infalible.

Junto a Soncarazo, separado por el Collado de la Rasa, se encuentra el Fuerte de San Carlos -no lo visitamos en esta ruta; sí lo hacemos en nuestras rutas I y V-, que es un sinclinal de 1 km de longitud y 200 metros de ancho que hoy se nos presenta como una enorme fortaleza que domina toda la zona. Tiene difícil acceso, por lo que durante las contiendas de la Edad Media tuvo un gran valor estratégico. Su misión en aquella época era controlar el paso entre las ciudades de Clunia y Lara, cabeza del Alfoz. Se sabe que tuvo también una importancia decisiva en las luchas de los ejércitos musulmanes y cristianos, en las guerras entre Navarra y Castilla en el siglo XI, y, en el siglo XIX, en la Primera Guerra Carlista. Como anécdota, decir que el Cura Merino construyó, sobre unas ruinas medievales, un refugio para sus guerrilleros en el fuerte San Carlos.

En el recorrido de hoy, subiremos por la cara sur, por la empinada ladera del monte Soncarazo que exige un notable esfuerzo. En épocas del deshielo y de grandes lluvias, podemos vernos sorprendidos por preciosas cascadas que brotan de las rocas; incluso, podemos verlas heladas. Una vez arriba, sólo consiste en caminar entre hermosas sabinas, dejarse sorprender por la presencia de alguna rapaz, disfrutar del impresionante silencio que reina allá arriba y otear el bellísimo paisaje que rodea esta maravilla de la naturaleza. Eso sí, cuidado con las rocas cortantes y afiladas que dificultan el caminar, y con las cárcavas que, en épocas de nieves, pueden ser muy peligrosas. Por lo demás, la ruta es excepcional y una de las mejores formas de disfrutar de la Peña. Os aseguro que pasaréis tres horas inolvidables y que terminaréis con ganas de repetirla.

Descripción del recorrido

Salimos de Carazo en dirección a la Ermita del Sol y ascendemos por el lado sur por un barranco en el que nace el río Mataviejas o Ura. La subida es relativamente empinada, sin grandes dificultades, pero exige un esfuerzo notable. En apenas unos minutos, habremos coronado por el castro celta y nos adentramos en la denominada meseta de Soncarazo. Llegamos hasta el final de la mesa, donde, en la cara norte, tenemos magníficas vistas del Valle del Arlanza y de un montón de pueblos ubicados en la comarca de Salas de los Infantes. Pronto nos recibirán manadas de buitres y nos sorprenderán la paz y el silencio que reinan en esta meseta.
Continuamos la ruta por la izquierda y próximos a los impresionantes acantilados que miran hacia el norte durante unos dos kilómetros aproximádamente, para ir en busqueda de una de las dos pequeñas aberturas o desfiladeros que nos bajan hasta el collado de La Rasa, situado entre las dos mesetas: Soncarazo y el Fuerte de San Carlos. Desde aquí, girando 90 grados, nos dirigimos a la izquierda para intentar buscar un descenso, apenas señalizado por un hito malformado, que nos conducirá por una pendiente resbaladiza hasta el precioso Camino de Las Llanas. Al llegar a un amplio camino forestal, podemos seguir recto por la izquierda hasta Carazo o abrir un portón situado enfrente de las granjas y ascender hasta Betterville, campo de concentración en la película de «El Bueno, el feo y el malo», ubicado en la Majada de las Merinas. Optamos por la segunda opción y, caminando entre matorrales -recientemente hemos comprobado que la Asociación Cultural Sad Hill ha señalizado este tramo con tablillas-, llegamos a la majada. Tras una breve visita y una lectura de los ilustrativos carteles, regresamos a Carazo por un sendero que arranca por la parte de atrás del fuerte.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita de la Virgen del Sol

La Ermita de la Virgen del Sol se encuentra junto al nacimiento del río Mataviejas o Ura, en la falda de la Peña de Carazo. Su virgen es la patrona del pueblo, a la que los caraceños rinden un sentido homenaje cada año en sus fiestas de agosto. Saliendo del pueblo en procesión, van bailando desde la villa hasta la ermita al son de dulzainas y tamboril en un increíble esfuerzo sólo propio de feligreses con una gran devoción.

Meseta de Soncarazo.

Es la meseta calcárea más importante que encontramos en la Peña de Carazo. Se ha podido comprobar la existencia de poblamientos en esta altiplanicie desde tiempos prehistóricos. De hecho, se han encontrado restos de un castro de la Primera Edad del Hierro. En el centro de la meseta hay una cárcava bastante profunda. Desde los cantiles de su cara norte, puede observarse el vuelo de las rapaces y ver, al fondo, una espectacular panorámica del valle del Arlanza y de varias cumbres del Sistema Ibérico: San Lorenzo, Mencilla, Trigaza Norte y Trigaza Sur, San Millán, Urbión Campiña, Gayubar, Pico Águila etc….

Camino de las Llanas

Precioso sendero de unos dos kilómetros y medio, en el que podremos observar vuelos de rapaces, admirar los cantiles cortados de la peña a la izquierda, y pasar junto a enebros y robles centenarios de gran belleza.

Betterville

Para su mejor comprensión, reproducimos aquí el texto que aparece en el panel informativo que encontramos en el lugar: » La escena se rodó en un altozano cercano a la localidad de Carazo conocido como Majada de las Merinas. Para ello se construyó bajo un proyecto del escenógrafo Carlo Simi un imponente fuerte con profundos fosos, empalizada y edificaciones anejas donde se representa lo peor de la guerra, torturas, ejecuciones… Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) en 1864, tomadas por Mathew Brady, donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento, y hasta canibalismo. La escena incluye la tremenda paliza que propina el cabo Wallace (Mario Brega) a Tuco durante el interrogatorio del sargento Sentencia. Leone incluye una banda de músicos que tocan para silenciar las torturas. En esto se inspiró en bandas de judíos en los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.»

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, anteriormente comentada.

Avisos y recomendaciones

En la meseta de Soncarazo hay que caminar con enorme cuidado, además de llevar un buen calzado, ya que el suelo está repleto de piedras afiladas y cortantes. En épocas de nieve es muy peligroso caminar por la cima, ya que hay cárcavas y torcas que están cubiertas de nieve y no son visibles, por lo que recomendamos abstenerse de ir en estas condiciones atmosféricas, a no ser que seamos senderistas o montañeros expertos.

En la bajada hacia el sendero de Las Llanas, hay unos 200 metros en los que hay que trepar y bajar con mucho cuidado ya que está llena de piedras sueltas y es bastante resbaladiza.

En la subida a Betterville, hay que ir muy pendientes del track para coger bien el portón que nos llevará hasta lo alto de la majada. Recientemente se ha señalizado con tablillas y ya no tiene ninguna pérdida.

Más información en los siguientes enlaces:

http://www.carazo.es/content/historia

https://es.wikipedia.org/wiki/Carazo_(Burgos)

Asociación Cultural Sad Hull: http://www.acsadhill.es/

Salas de los Infantes (Ruta XII/Integral): Peña Rota, Valdecalibia, Castillo Castrovido, Resellana, Icnitas Costalomo.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Distancia: 21,830 kms.
  • Señalización: inexistente.
  • Dificultad técnica: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h.30-5h.
  • Desnivel: 410 m
  • Altitud mínima: 998 m
  • Altitud máxima: 1204 mipo de ruta: circular.

Reseña

Ver reseña sobre algo de historia, la fauna y flora de Salas de los Infantes en la introducción de Rutas por Salas de los Infantes.

Es la ruta estrella de todas las que hacemos por tierras de Salas, ya que abarca la mayor parte de los puntos de interés que podemos encontrar en los alrededores de esta pequeña ciudad. Es una preciosa ruta por bellos parajes de Salas, de Ledanías y de Castrovido, paseando entre estepas, robles y pinos, con hermosísimas y angostas sendas en varias partes de su recorrido. Aunque no está señalizada, es muy fácil de seguir con el track e ideal para caminar toda una mañana, ver las hermosas cuevas-eremitorios de Peña Rota, pasear por las cañadas merinas y por el alto de Valdecalibia y el pinar, conocer el precioso pueblo de Castrovido con sus dos templos religiosos y sus interesantes elementos de arquitectura popular, subir al Castillo Medieval y disfrutar de las impresionantes vistas que pueden verse desde lo más alto de la torre: Salas, Valle del Arlanza, Peña Carazo, Campiña, Pantano etc..,; pasear por Resellana contemplando las maravillosas vistas de la Campiña y visitar las Icnitas de Costalomo. En definitiva, ver en una sola ruta todo un conjunto de elementos carácterísticos de la riqueza natural, arqueológica y paleontológica de la zona. Aunque es un poco larga, el esfuerzo físico que requiere bien merece la pena.

Descripción del recorrido

Salimos de la Plaza Mayor en dirección a la Calle Filomena Huerta. Al final de esta calle, tomamos un camino a la derecha que, un poco más adelante, dobla hacia la izquierda para conducirnos hasta la calzada que va paralela al río. Pasamos el puente de madera que nos deja en la Peña Rota, donde podemos ver las cuevas-eremitorios colgadas en las rocas de la izquierda y el parque de la Chopera justo enfrente. Cruzamos y subimos por el sendero que arranca desde la otra parte de la carretera y hacemos una parada para adentrarnos en los habitáculos de estos anacoretas penitentes. La visita ha merecido la pena.
Ascendemos de nuevo y , en apenas unos metros, hacemos otra parada en uno de los lugares más bellos de la ruta, para contemplar, desde un pequeño mirador, un excelente paisaje del valle del Arlanza, el Castillo de Castrovido, Pico Navas, la Campiña… . A la derecha, una vereda mal marcada nos baja hasta el Puente de San Miguel.
Volvemos de nuevo al sendero principal y avanzamos hasta un cruce de caminos situado medio kilómetro más adelante. Continuamos todo recto hasta encontrarnos con la cañada merina, que no dejaremos hasta el final del pinar, unos 5 kms más adelante, en el Alto de Valdecalibia. En este punto, giramos casi 120 grados a la derecha y, bordeando el pinar, bajamos por diferentes senderos y una preciosa vereda hasta el puente romano de Castrovido. Subida al pueblo y, por una calle empinada, vamos en búsqueda de la Ermita del Carmen, desde donde arranca un precioso sendero, bien habilitado, que nos conduce hasta el Castillo. Poco antes y junto a la ermita, nos habremos encontrado las dos tumbas antropomorfas y un pequeño monumento a Ángel García «el Sorejo», allí homenajeado por su esfuerzo y lucha por recuperar el castillo en ruinas.
Ya una vez arriba, pronto podemos comprobar por qué esta torre fue un lugar estratégico. Por el sur, oteamos todo el valle del Arlanza, con su Peña de Carazo al fondo que, como nos dijera el poeta, aparece ahí como abriéndonos la puerta a la Sierra. Miramos hacia el este para contemplar el pantano de Castrovido y el Alto de la Campiña (2048 ms) vigilando los pueblos de pinares. Tras disfrutar de un impresionante paisaje, retomamos el camino por el este y nos dirigimos ahora hacia las tenadas de Resellana por la Senda de La Quemada durante unos tres kms aproximadamente, mientras contemplamos preciosas vistas de las cumbres de la Sierra de la Demanda.
Antes de llegar a las tenadas, nos vamos por un ancho camino forestal que sale a la derecha. Tras caminar durante un kilómetro y medio aproximadamente, estamos atentos para localizar una vereda muy escondida que nos llevará hasta las icnitas de Costalomo. Apenas podremos ver algún vestigio de las huellas, ya que las más importantes están tapadas con tierra para su conservación.
De vuelta a Salas, bajamos hasta un camino forestal cercano a las tenadas. Nos vamos a la derecha, seguimos recto por Peña Negra y cruzamos el campo de golf. Girando a la derecha al final del camino, nos encontramos una pista de motocross y ,sin dejar el camino forestal, descendemos al barrio de La Loma. Bajamos al camino de Castrovido y por La Carrera nos acercamos a nuestro punto de partida. Habremos completado, así, la ruta más larga, más completa y más representativa de la riqueza natural y paisajística que define a esta pequeña ciudad.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Peña Rota y cuevas-eremitorios. Parque de La Chopera

A la salida del pueblo y junto a la carretera que va a Nájera, podemos encontrar estas cuevas-eremitorios en las que vivieron los anacoretas entre los siglos VI y VIII. En ellas y tal y como reza la placa que custodia la entrada «La vida en Peña Rota estaba dedicada, casi en exclusiva, a la oración y a la meditación». Se accede a ellas por una escalera y en su interior pueden verse 10 cuevas independientes que han sido excavadas en las rocas.

Junto a la Peña Rota encontramos el popular parque de La Chopera. Lugar de recreo, junto al río Arlanza, está dotado con un parque infantil, cocinas de asar y una fuente. Es uno de los rincones favoritos de los salenses para pasear, comer al aire libre o disfrutatr un buen rato con los niños. Es tradicional la comida de hermandad, en la que se departen pan, vino, chorizo y carne con patatas, que los salenses celebran el día 17 de agosto, siempre animada por las magníficas charangas de las peñas.

Mirador y Puente San Miguel

Preciosa formación rocosa junto a la Peña Rota. Desde lo más alto pueden contemplarse una bellas vistas de varias cimas y del castillo de Castrovido.

Valdecalibia: cañadas merinas y tenadas.

La cañada merina es un bonito camino rodado por el que han pasado miles de cabezas de ganado, procedentes de Neila y del Valle de Valdelaguna con destino a Extremadura. De esa época, todavía nos quedan vestigios de tenadas como las de Valdecalibia, que avistamos a la parte izquierda de la cañada.

Castrovido

Pedania de Salas de los Infantes desde que se integrara en este municipio en el año 1970, es la típica aldea medieval que crece a los pies de una torre medieval. Lugar apacible, ya fue un importante asentamiento celtíbero, pero llego a su plenitud con los romanos cuando estos hicieron pasar por esta localidad la calzada romana que unía Clunia con Tritium, actual Tricio en la Rioja.

Además de dos grandes perlas: su Castillo y su Puente Romano -no está incluido en este track, pero se puede visitar fácilmente- , tiene esta villa dos monumentos religiosos destacados: la Ermita del Carmen (siglo XI, aunque ha sido restaurada recientemente) y la Iglesia de San Martín, que es una construcción moderna asentada sobre otra anterior, e importantes muestras de arquitectura popular castellana: ​tres molinos, un abrevadero con fuente, un potro, las piedras coladeras, chimeneas cónicas etc….; todo ello convertirá nuestra visita en un recuerdo inolvidable de este bello y singular paraje.

Castillo

Una de las torres más importantes en la defensa de las calzadas que conducían a Valdelaguna y la Rioja en época de los romanos; fue construida en el siglo IX por Don Victor, amigo de Gonzalo-Gustios, Señor de Salas al que el Conde de Castilla Garci Fernández encargara su repoblación. Fue utilizado al menos hasta el siglo XIV,, siglo en el que pasó a ser propiedad de la familia Velasco. Nos narra la historia una importante derrota de Almanzor en tierras de Castrovido cuando volvía de su campaña por la Rioja. De la fusión de Castro y Víctor o Vito surgió el nombre actual de villa: Castrovido. Ha sido reconstruido recientemente gracias al gran trabajo de la Asociación de Amigos del Castillo de Castrovido. En la actualidad, es un paraje singular desde donde disfrutar de impresionantes vistas de toda la comarca de Salas.

Resellana

De propiedad municipal, estas tenadas son resquicios de las construcciones que se hicieron en la zona para proteger al ganado lanar, sobre todo ovejas merinas, de las inclemencias del tiempo y de animales depredadores tales como los lobos, muy frecuentes en esta zona en el pasado.

Costalomo. Icnitas y Tenadas.

En este yacimiento, situado a unos 4 km de Salas de los Infantes, en el año 2003, fueron descubiertas 239 icnitas o huellas fósiles de dinosaurios de unos 125 millones de antigüedad, pertenecientes al Cretácico inferior. Las más abundantes son las de los terópodos, dinosaurios carnívoros. Hoy en día, sólo pueden verse los restos de tres de ellas y un par de rastros; todas las demás están tapadas para ser protegidas de las inclemencias del tiempo y del pillaje, y, así, favorecer su conservación.

Avisos y recomendaciones

Recomendamos hacer esta ruta en cualquier estación excepto en el verano. Con calor, el recorrido se hace eterno y, además, no disfrutaremos tanto del paisaje en su plenitud primaveral u otoñal.

Mas información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Salas: https://www.salasdelosinfantes.net/turismo/rutas

Asociación de Amigos del Castillo de Castrovido: https://www.facebook.com/pg/amigoscastillocastrovido/posts/

Castillos del Olvido: https://castillosdelolvido.com/?s=castrovido

Neila: Sendero de las Nilsas.

cdn.icon-icons.com/icons2/1077/PNG/512/information...
  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: muy buena, con marcas de PCR, estacas y tablillas en todo el recorrido.
  • Distancia: 10,780 Kms.
  • Dificultad: moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 2h30- 3h
  • Desnivel: 441 m.
  • Altitud mínima: 1242 m
  • Altitud máxima: 1693 m

Reseña

Las Nilsas, palabra que no encontramos en el diccionario pero que parece venir del griego -se utilizaba para denominar al agua pura y purificadora-, son dos praderas higroturbosas, es decir praderas con una gran cantidad de agua y suelos muy ácidos, que yacen justo a los pies del circo glaciar de Riofrío. Éste se localiza en el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila, zona de especial protección para la flora y la fauna, en el término municipal de Neila, a 93 kms de Burgos y a 38 kms de Salas de los Infantes, en la provincia de Burgos.

De aspecto alpino o pirenaico, el paisaje que las rodea se caracteriza por sus enebrales y sus bellos pastizales de montaña, envueltos en una amplia gama infinita de colores verdes, en los que pueden verse abundantes sumideros que descienden de las cumbres y de las lagunas glaciares, y pequeños riachuelos serpenteando en el lugar.

La ruta está muy bien señalizada con signos de una PRC pintados en los árboles y en estacas clavadas en el suelo. Menos conocida que otras rutas de la zona, para nada desmerece a sus vecinas. Es sorprendente e idónea para disfrutar de una magnífica vista de las cumbres montañosas de Muñalba y Tres Provincias que se levantan al fondo, así como de una rica flora representada por hayas y robles centenarios, elevados pinos, algunos tejos y hermosos acebos con sus bolas rojas y bellamente podados por los rumiantes. Es dura en sus inicios, sobre todo en la cuesta que va desde el Refugio del Dólar hasta la Nilsa Chica, ya que tenemos que salvar una pendiente media del 17%, más de 250 m de desnivel en algo más de 1 kilómetro. Fuera de estos tres kilómetros iniciales, el resto del recorrido no ofrece ninguna dificultad y es bastante asequible, con lo que el gran esfuerzo que nos exige este tramo queda bien recompensado por las bellas estampas que vemos a lo largo de todo el camino.

Descripción del itinerario

Iniciamos el recorrido siguiendo las recomendaciones de la Casa del Parque de Neila. Para ello, salimos en coche del pueblo en dirección a Villavelayo y , a unos 500 ms, cogemos a la derecha la pista forestal de Riofrío en la que hay un cartel que nos indica la localización de la ruta. Conducimos por la pista durante unos 5 kms y cruzamos un arroyo de escaso caudal hasta alcanzar el sendero en el que iniciamos la ruta. Éste arranca en la cuesta del arroyo Arbejales hasta llegar al precioso salto de agua denominado «El Chorlón». Continuamos por la vereda que va junto al arroyo hasta alcanzar la pista forestal de Peña Vicente. Nos vamos a la izquierda hasta encontrar el Refugio de la Casa del Dólar en una hermosa pradera. Una vez allí, iniciamos el ascenso a la Nilsa Chica por un camino rodado muy empinado que parte a la derecha del camino forestal. Entre preciosos acebos y pinos, vamos ascendiendo hasta alcanzar la primera pradera higroturbosa. Nos reciben bonitos arroyos que bajan de las cumbres y de las lagunas serpenteando el pastizal y adentrándose en la tierra hasta desaparecer. Tras disfrutar de la pradera chica, por una angosta senda que atraviesa el pinar, nos vamos en búsqueda de la Nilsa Grande. La gran pradera, situada bajo la Laguna de Muñalba y el pico del mismo nombre, nos sorprende por su espectacularidad y su belleza. La abandonamos para, después de cruzar un pequeño arroyo, seguir nuestro camino por una senda que arranca desde la otra parte de la pradera y avanza por el medio de un pinar bien señalizado con marcas de PRC en los árboles. Un kilómetro y medio más y habremos llegado al Prado de Tabla Arobe, pequeño pastizal junto al Collado de Cantincao. Desde aquí, la vuelta sólo consiste en seguir la pista que nos baja hasta el cruce de dos caminos forestales: Peña Vicente y Riofrío. Nos vamos a la derecha por la pista de Riofrío hasta nuestro punto de partida que encontraremos tras descender un poco mas de un kilómetro.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Barranco de Cuesta Arbejales

Uno de los senderos más hermosos de la zona, que asciende entre un bello paisaje repleto de robles, hayas, acebos y varios tejos. La perla de este rincón es el Chorlón, que significa cascada, también conocida como Chorrón, precioso salto de agua de unos 17 metros de altura que aparece inesperamente en las rocas. También, llaman la atención los puentes de madera que adornan el barranco. Finálmente, es original una pequeña cabaña reconstruida, situada próxima al camino forestal que da fe de los años de la trashumancia.

Pradera natural y refugio del Dólar

La Nilsa Chica

Rodeada de dos grandes cumbres, Muñalba y Tres Provincias, la Nilsa Chica es una maravillosa pradera de montaña que nos recuerda a los Pirineos. Es llana y, salvo en verano, está llena de charcas y riachuelos que corren por toda ella transportando el agua que viene de las cimas para desaparecer poco después. Continuando hacia la cima, encontramos la Laguna de la Oruga.

La Nilsa Grande

Semejante a una pradera alpina, La Nilsa Chica yace a los pies de la Laguna de Muñalba, que vierte sus aguas sobre el río Riofrío que las transporta a través de toda la pradera y las baja por todo el valle con un importante caudal. Tiene mucha más vegetación que su hermana la pequeña, lo que la hace perder grandiosidad. Destacan los enebros y multitud de matorrales desperdigados por la pradera.

Prado de Tabla Arobe

Pequeño pastizal, junto al Collado de Cantincao, en donde confluyen la vereda de la ruta y la pista forestal que nos llevará hasta el lugar donde está el cartel informativo de la ruta. La bajada, que transcurre paralela al río Riofrío en muchos de sus tramos, está bellamente flanqueada por hermosos ejemplares de hayas y robles centenarios, y adornada con un pilón repleto de curiosas algas.

Avisos y recomendaciones

Aunque el sentido del sendero recomendado por el panel informativo es por el valle del arroyo de Cuesta Arbejales, la ruta también puede realizarse en dirección contraria e iniciarse por la pista forestal de Riofrío que es mucho más tendida, lo que recomendamos a aquellas personas que no tengan una buena preparación física. La subida por el camino rodado que va hacia Peña Vicente es muy empinada y la que, posteriormente, subimos para llegar a la Nilsa Chica, de una dureza considerable.
En los puentes de madera es muy fácil resbalar cuando están mojados, por lo que debemos cruzarlos con mucho cuidado.
En el último kilómetro, perdimos la señal durante un par de minutos, por lo que puede darnos algún error de localización. Todo el camino de bajada va por la pista forestal y no ofrece ninguna duda.

Más Información en el siguiente link:

Casa del Parque del Parque Natural Lagunas Glaciares de Neila: http://www.villaneila.com/web/index.php/turismo/casaparque

Las Calderas (Ruta II): desde Quintanar de la Sierra (Fuentelsaz).

cdn.icon-icons.com/icons2/1077/PNG/512/information...
  • Tipo de ruta: ida y vuelta
  • Señalización: no está señalizada, y hay que guiarse por el track y algunos hitos sueltos que hay en el acceso a las Calderas.
  • Distancia: 9,160 Kms.
  • Dificultad: moderada con exigencia media (trepar).
  • Duración aproximada de la ruta: 3.30- 4h
  • Desnivel: 324 m.
  • Altitud mínima: 1619 m
  • Altitud máxima: 1776 m

Reseña

Situadas en la Sierra de Neila, a 88 kms de Burgos y a 33 de Salas de los Infantes, en el Parque Natural de las lagunas glaciares de Neila, las Calderas son un cortado en el desfiladero del arroyo Palazuelos que se ha formado a lo largo de millones de años por la acción del viento y del agua, originando preciosas formaciones rocosas a lo largo de todo el cauce. Este fenómeno sólo puede explicarse por las duras condiciones climáticas de la zona que originan hielos capaces de cortar y abrir grandes agujeros en las rocas. El resultado es un conjunto de farallones, callejones, agujeros y enormes piedras montadas sobre las rocas, en un curioso equlibrio, que conforman un paisaje singular. Pero si las rocas son impresionantes, la belleza particular del lugar la ponen las cascadas y las hermosas ollas que, además de dar el nombre a este maravilloso paraje, adordan todo el curso del arroyo.

Aunque la ruta recomendada por la Web de información turística de la zona sugiere hacerla desde las lagunas, a nuestro juicio, ésta propuesta desde Fuentelsaz es la forma más cómoda de acercarse a este maravilloso paraje. Tenemos que andar unos 4 kms para llegar a la base del cañón, pero el camino está en muy buenas condiciones y no ofrece ninguna dificultad. No sucede lo mismo cuando nos adentramos en el desfiladero. El camino se complica de tal manera que tenemos que subir por rocas resbaladizas, avanzar entre la espesa vegetación, escalar por cuerdas para salvar algunas peñas o atravesar por un pequeño oquedal en la una roca, por lo que no es recomendable para senderistas que no tengan una buena forma física. Con todo, merece la pena perderse en una aventura que, nos resultará dura, pero también divertida e inolvidable.

Descripción del itinerario

Para llegar al inicio de la ruta, salimos en coche desde Quintanar, exactamente desde una plazuela sin nombre en la que confluyen las calles El Cerro, La Iglesia y Colegio Juventus. Bajamos por la C/ Transcastrillo y continuamos por esta carretera durante unos 8.5 kms hasta el término denominado Fuentelsaz, donde aparcamos en una pequeña pradera.
Comenzamos el recorrido a pie en la vereda que arranca al fondo de la pradera. Pasamos una zanja y ascendemos por una empinada cuesta que nos conduce hasta un camino rodado que nos llevará, tras haber andado unos 3 kms, directamente hasta un pequeño parking en el que confluyen el camino forestal que viene de Palacios de la Sierra con el de Quintanar. Nos adentramos en el bosque y seguimos otra vereda, que identificamos por algunos hitos desperdigados y por estar desgastada por el uso de los caminantes. Apenas 1 km y estaremos en la parte baja de Las Calderas.
El recorrido de las hoyas puede hacerse de dos formas:

a) Adentrándose desde la parte izquierda -hay un pequeño hito señalizando la entrada a las calderas de abajo-, para continuar el recorrido siguiendo el curso del arroyo Palazuelo en sentido ascendente. Tendremos que trepar con la ayuda de unas cuerdas para superar uno de los accesos y alcanzar la caldera de arriba. La vuelta la hacemos por el mismo sitio.

b) Subir por la parte derecha de las calderas durante unos 500 ms. hasta encontrar un gran hito que nos indica la bajada a la caldera de arriba. El descenso es muy farragoso e incómodo, ya que tenemos que gatear en algunas rocas, dificultad que olvidamos tan pronto como alcanzamos la hermosísima poza y cascada de arriba. Por unas cuerdas nos adentramos en su interior para contemplar el rincón más hermoso del cañón. Desde aquí, seguimos el curso del arroyo y , tras arrastrarnos por una pequeña grieta y descender por otras cuerdas, llegamos a la hoyas inferiores. Disfrutamos de sus preciosas cascadas y del color de sus aguas y salimos del cañón por la parte derecha. Llegados a la parte baja del barranco, buscamos un hito que nos indica el sendero de vuelta para volver hasta el coche por el mismo camino que nos trajo hasta aquí.
______________________________

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Las Calderas: cañon y hoyas.

Farallones y formacionnes rocosas

Panorámica

Avisos y recomendaciones

La mejor época para realizar esta ruta es la primavera; en verano, podremos bañarnos en las frescas aguas de las pozas, pero los saltos echan muy poco agua. En épocas de muchas lluvia o nieve, el lugar es espectacular, pero peligroso para andar por las rocas. Más aún, hay sitios en el interior del desfiladero por los que no se puede pasar. Nosotros concretamente no pudimos acceder por el agujero de la roca por estar completamente tapado por el agua.

Perdimos la señal a la vuelta y hay un pequeño tramo que es lineal. No hay ninguna duda, ya que debemos avanzar siempre por el camino forestal.
Les ofrecemos otra ruta que combina las Calderas con las Lagunas de Neila pasando por la Campiña (Ruta III). Nota: próximamente estará disponible en este blog.

Más Información en el siguiente link:

Casa del Parque del Parque Natural Lagunas Glaciares de Neila: http://www.villaneila.com/web/index.php/turismo/casaparque

Ayuntamiento de Neila: http://www.neila.es/rutas/las-calderas