Sierra de las Mamblas (Ruta II): Hortigüela, Dehesa de Mambrillas y Enraizados por los Cerros.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: alguna baliza e hitos sueltos.
  • Distancia: 15,45 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia fácil
  • Duración aproximada de la ruta: 4h-4.30 horas.
  • Desnivel: 593 m.
  • Altitud mínima: 982 m
  • Altitud máxima: 1328 m

Reseña

La Sierra de las Mamblas, pequeño macizo de característico perfil que nos regala unas maravillosas vistas tanto de las Tierras de Lara como del Valle del Arlanza, se sitúa en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, junto a las poblaciones de Hortigüela, Mambrillas de Lara, Cuevas de San Clemente y Covarrubias, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 42 kms de Burgos y a 14 de Salas de los Infantes, en el suroeste de la provincia de Burgos. Hoy recorremos dos de las cuatro alturas significativas que tiene la serranía: cerro San Cristóbal, peña La Torca. Las otras dos: Muela del Castillejo y su máxima altura, la Muela de las Mamblas (1347 m), las hacemos en nuestra Ruta III saliendo desde Covarrubias.

La sierra puede abordarse desde diferentes puntos o poblaciones, pero hoy hemos elegido Hortigüela con la finalidad principal de recorrer la parte oriental de la Sierra de las Mamblas pasando por los cerros de San Cristóbal, La Cueva o Cueva del Peluquillo, El Asentado, Peña Alta y El Covatero; disfrutar del tesoro botánico, – extensos bosques de sabina albar, encina, quejigo y, sorprendentemente, alguna haya que forman las dehesas de Mambrillas y Hortigüela -, y de su abundante fauna salvaje: rapaces, corzos, jabalíes etc.,.

Es una bellísima ruta de montaña, no muy dura, pero con constantes subidas y bajadas y cantos rodados en los caminos que la hacen incómoda sobre todo en la primera mitad del recorrido. Aparte de esto y aunque la hemos calificado de moderada por su larga distancia, esta no presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que transcurre principalmente por pistas forestales o veredas muy bien marcadas por el frecuente uso de los caminantes. Es, también, una oportunidad única para agotar la batería de nuestra cámara y retratar la perfecta armonía con la que se mezclan arte y naturaleza a partes iguales en todo el recorrido. Y como guinda del día, un pequeño paseo por la exposición al aire libre «Enraizados», fiel testimonio del arraigo de estas gentes a su tierra y del amor que siempre la profesaron.

Descripción del recorrido.

Ver video con Relive

Iniciamos el recorrido en la Plaza Mayor de Hortigüela, dirigiéndonos hacia El Potro por considerarse este lugar el punto de partida de la ruta. Salimos del pueblo callejeando por la Calle Fuente Ayuso y, al llegar a un cruce señalizado, nos desviamos a la izquierda por el denominado Camino de La Rusaca o Camino de Quintanilla de las Viñas. Un amplio camino forestal, que cruza un extenso sabinar que se extiende por toda la sierra, nos sube hasta la parte alta de la Sierra de las Mamblas pasando por las cimas de San Cristóbal, La Cueva, El Asentado, Peña Alta y Covatero. Desde estos collados podemos contemplar preciosas vistas de la Sierra de Mencilla, El Gayubar, La muela de las Mamblas, La peña de Carazo, La Campiña etc.. Al final de este cordal, regresamos por la misma senda durante un kilómetro y medio y, en el km 9.90, nos desviamos a la izquierda para tomar una preciosa senda que, utilizando el Camino de San Olav, nos va introduciendo en la hermosa dehesa de Mambrillas. Nos reciben magníficos robledales de quejigos y la exposición «Enraizados» con numerosas fotos de vecinos de la zona colgadas en los árboles. Dejamos la dehesa de Mambrillas, unas veces rodeados de quejigos y otras de sabinas, y nos adentramos en la dehesa de Hortigüela. Estamos cerca del cruce de caminos que nos vió partir. Nos vamos por la izquierda y , en apenas unos minutos, estaremos en la plaza del pueblo donde comenzamos nuestra ruta.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Cerros de San Cristóbal (1244 m), La Cueva (1278 m) y El Asentado (1232 m).

Desde estas cimas, destacan las magníficas vistas de la dehesas de Hortigüela y de Mambrillas, del valle del Arlanza y de cumbres tales como Peñalara, Sierra del Mencilla, Peña de Carazo y La Campiña.

Peña Alta (1217 m), el Covatero (1273 m) y vista de la Muela de las Mamblas (1376 m).

Desde estos collados podemos contemplar preciosas vistas de la Sierra del Mencilla, Peñalara y, de manera especial, una bonita estampa de la Muela de las Mamblas.

Dehesa de Mambrillas. Exposición «Enraizados».

De este hermoso paraje se ha dicho que es uno de los lugares con una de las floras más ricas y mejor conservadas de la península, Es fácilmente comprobable cuando uno se encuentra con un enorme quejigal, de similares carácterísticas al de Hortigüela, mezclado armoniosamente con abundamentes sabinas albares y algunas hayas que encontramos de forma inesperada. Entre estos bellísimos ejemplares centenarios, descansa el homenaje y recuerdo de vecinos de la zona recogido en fotos colgadas en los árboles. Fueron colocadas allí por el artista burgalés Enrique de Rivero, en su exposición denominada «Enraizados» que tuvo lugar en el año 2012.

Dehesa de Hortigüela

Lugar idóneo para pasear entre hermosos quejigos centenarios y dejarse llevar por los sentidos que pronto nos recuerdan que estamos envueltos en un gran silencio y una inmensa paz.

Hortigüela

Habitado desde tiempos prehistóricos, su nacimiento como poblado está ligado a los inicios de Castilla en la época de su primer conde independiente, Fernán González. Situado a las puertas de una de las zonas más bonitas del Valle del Arlanza, está enclavado en la Sierra de las Mamblas y rodeado de valiosos quejigales y sabinares. Además de por un dolmen y unas cuevas en las que se han encontrado importantes restos arqueológicos, el pueblo es, sobre todo, famoso por su Fuente Azul, cueva-manantial que atrae a miles de espeleólogos y curiosos visitantes. Dentro de su casco urbano, destacan su iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, y algunos elementos de arquitectura popular tales como un potro de herrar. En el exterior de su templo destacan la torre del siglo XVI y una escalera de caracol que da acceso al campanario; en su interior, una pila bautismal del siglo XII/XIII y el retablo barroco del altar mayor.

Avisos y recomendaciones

En épocas de nieve y hielo, es más difícil seguirla y, especialmente en la parte alta, es muy aconsejable llevar un buen calzado para evitar resbalones que puedan precipitarnos hacia los acantilados que van paralelos al camino por su parte derecha.
Opción: La ruta puede acortarse tres kilómetros si no vamos hasta el El Covatero y nos desviamos a la derecha poco después del cerro El Asentado (km 6.65).

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Hortigüela: http://www.hortiguela.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Hortig%C3%BCela

Mecerreyes (Ruta I): Museo del Carbón.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: muy buena y muy fácil de seguir.
  • Distancia: 6,81 Kms.
  • Dificultad: fácil con muy baja exigencia (apta para niños)
  • Duración aproximada de la ruta: 1h30-2 horas.
  • Desnivel: 100 m.
  • Altitud mínima: 990 m
  • Altitud máxima: 1131 m

Reseña

El Museo del Carbón es una magnífica reproducción de una carbonera, lugar en el que se fabricaba el carbón vegetal utilizando como materia prima la leña de roble o de encina, a la cual sometían a un tratamiento térmico con fuego que solía durar unas tres semanas. Se encuentra ubicado en la localidad de Mecerreyes, en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 35 kms de Burgos y a 32 de Salas de los Infantes.

La producción de carbón vegetal siempre ha sido una tradición muy extendida en esta zona de Mecerreyes, favorecida por la abundancia de bosques de madera de encina y roble y de arcilla, la otra materia prima necesaria para su elaboración. De hecho, uno de los dos carboneros que todavía están en activo en la provincia viven en el pueblo de Retuerta, localidad muy próxima a Mecerreyes.

Desde el pueblo hay dos rutas que pasan por el lugar donde está ubicado el museo, la que les describimos y la ruta del Buen Conde (ver Ruta II); hoy hemos elegido hacer una ruta familiar que sobre todo puedan disfrutar los niños. El bello paisaje, con magníficos ejemplares de encina y plantas menores tales como el espliego y el tomillo, la paz y el silencio del lugar, las extraordinarias explicaciones e ilustraciones sobre el proceso de fabricación del carbon, y la perfecta conservación de la carbonera nos harán partir con el sentimiento de que la visita al museo y el paseo bien han merecido la pena.

Descripción del recorrido

Iniciamos el recorrido en la Calle del Rosario, lugar en el que encontramos un extraordinario cartel informativo sobre la ruta. Ascendemos por la Calle de la Iglesia para ver el templo y hacer una breve parada en el cercano Museo del Carnaval. Abandonamos el pueblo por uno de sus caminos más viejos, Carrelara, que antiguamente unía Mecerreyes con el Castillo de Lara. A la vera de la pista forestal y rodeada de hermosas encinas, encontramos la Ermita de la Virgen del Camino, recientemente reconstruida en su nueva ubicación con el trabajo voluntario y las donaciones de los guiletos. Un kilómetro más y, dejando atrás una preciosa vista de la Muela del Castillejo al fondo, habremos llegado a la carbonera. Tras deleitarnos y disfrutar del lugar durante un buen rato, iniciamos el regreso al pueblo por un camino que avanza paralelo al arroyo del Reduelo, ahora seco. Por no haber otra alternativa, en contra de nuestro deseo de obviar caminos de asfalto, recorremos el último kilómetro por la carretera local BU-901, que une Mecerreyes con Covarrubias, para llegar a nuestro punto de partida.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Museo del Carnaval y el Gallo.

El museo acoge las vestimentas y demás atuendos utilizados por los guiletos para celebrar la fiesta pagana de la Corrida del Gallo, celebración que se repite ininterrunpidamente desde que fuera de nuevo autorizada en los años 80. Puede verse también una proyección audiovisual del este acontecimiento en los carnavales del pueblo.

Iglesia de San Martín

Construída en el siglo XVI y ampliada en el siglo XVIII, es de estilo renacentista. En su interior destacan una pila bautismal románica del siglo XII, la hermosa decoración vegetal de su retablo mayor y, como pieza única, la cruz parroquial de plata de gran calidad artística, realizada en el siglo XVI por los plateros burgaleses. Aparte de su uso para el culto, el templo es frecuentemente utilizado para diversos actos culturales tales como conciertos y conferencias.

Ermita de la Virgen del Camino

Bendecida en el año 2006, fue construida en algo más de un año con el tesón, el trabajo y los donativos de los guiletos que querían reparar el daño ocasionado por el derribo de la que había existido en el casco urbano del pueblo hasta el año 1960. Esta habia sido demolida para ensanchar la carretera y había provocado un enorme desencanto en los habitantes más mayores del pueblo que habían visto truncada su profunda devoción por su patrona. De la original, tan solo se conserva un arco románico en una puerta lateral y algunas imágenes en su interior.

Carboneras u hornos de carbón

Las carboneras eran los lugares donde los carboneros hacían el carbón. Primeramente, talaban la madera y la transportaban hasta estas zonas llanas de forma redondeada en las que desarrollaban su apreciado arte. Las cuadrillas, de unas 5 o 6 personas, tras montar las pilas de leña, prendían los hornos y se quedaban vigilantes en un cobertizo o vivienda natural muy próximo durante los 15 o 20 días que duraba el proceso. El carbonero solo podía ausentarse durante dos o tres horas, ya que tenía que vigilar el ritmo de la combustión. Éste se controlaba abriendo y cerrando tiros, tapando grietas o alimentando el horno con más leña. En las carboneras los troncos más gruesos se colocaban en el interior y los finos en el exterior. Después se cubrían con tierra de arcilla y luego con paja.

Avisos y recomendaciones

Es una ruta sencilla pero muy curiosa e interesante; muy aconsejable para hacerla con niños. No presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que transcurre principalmente por caminos y sendas bien marcados. Aunque puede realizarse en cualquier época del año, para disfrutar del colorido del paisaje en toda su plenitud, recomendamos hacerla en primavera o en otoño. En el último kilómetro que transcurre por la carretera, hemos de tener mucho cuidado con el tráfico, sobre todo si vamos acompañados de menores.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Mecerreyes:

http://www.mecerreyes.com/mece/

Sierra de las Mamblas (Ruta I): Hortigüela, Dehesa de Mambrillas, Enraizados.

  • Tipo de ruta: ida y vuelta.
  • Señalización: muy buena y muy fácil de seguir.
  • Distancia: 9,54 Kms.
  • Dificultad: fácil con muy baja exigencia (apta para niños)
  • Duración aproximada de la ruta: 2h30-3 horas.
  • Desnivel: 281 m.
  • Altitud mínima: 928 m
  • Altitud máxima: 1130 m

Reseña

La Sierra de las Mamblas, pequeño macizo de característico perfil que nos regala unas maravillosas vistas tanto de las Tierras de Lara como del Valle del Arlanza, se sitúa en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, junto a las poblaciones de Hortigüela, Mambrillas de Lara, Cuevas de San Clemente y Covarrubias, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 42 kms de Burgos y a 14 de Salas de los Infantes, en el suroeste de la provincia de Burgos. Aunque hoy no las recorremos, la serranía tiene cuatro alturas significativas que es necesario mencionar: cerro San Cristóbal, peña La Torca, Muela del Castillejo y su máxima altura, la Muela de las Mamblas (1347 m). Pasaremos por la dos primeras en nuestra Ruta II, también desde Hortigüela, y por las muelas en nuestra Ruta III, esta vez saliendo desde Covarrubias.

La sierra puede abordarse desde diferentes puntos o poblaciones, pero hoy hemos elegido Hortigüela con la finalidad principal de hacer una ruta familiar que sobre todo puedan disfrutar los niños. El paisaje que se observa, su riquísima flora con extensos bosques de sabina albar, encina, quejigo y alguna haya que forman las dehesas de Mambrillas y Hortigüela -, y su abundante fauna salvaje: rapaces, corzos, jabalíes etc., es una oportunidad única para agotar la batería de nuestra cámara y retratar la perfecta armonía con la que se mezclan arte y naturaleza a partes iguales en todo el recorrido. Y como guinda, un pequeño paseo por la exposición al aire libre «Enraizados», fiel testimonio del arraigo de estas gentes a su tierra y del amor que siempre la profesaron.

Descripción del recorrido

Iniciamos el recorrido en la Plaza Mayor de Hortigüela y salimos del pueblo por la Calle Fuente Ayuso, por el denominado Camino de los Asomaderos. Seguimos un amplio camino forestal que pronto abandonamos para irnos a la derecha en la primera bifurcación de caminos, donde nos orienta un cartel con la inscipción «La Dehesa». Al llegar arriba, la pista forestal se convierte en una preciosa vereda que, poco a poco y utilizando en algunos tramos del Camino de Olav, nos va acercando a la dehesa de Mambrillas donde se ubica la original exposición «Enraizados». Después de disfrutar un buen rato del silencio y belleza del lugar, iniciamos el camino de vuelta por la misma senda que nos trajo en la ida.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Dehesa de Hortigüela

Lugar idóneo para pasear entre hermosos quejigos centenarios y dejarse llevar de los sentidos que pronto nos recuerdan que estamos envueltos en un gran silencio y una inmensa paz.

Dehesa de Mambrillas. Exposición «Enraizados».

De este hermoso paraje se ha dicho que es uno de los lugares con una de las floras más ricas y mejor conservadas de la península. Es fácilmente comprobable cuando uno se encuentra con un enorme quejigal, de similares carácterísticas al de Hortigüela, mezclado armoniosamente con abundamentes sabinas albares y algunas hayas que encontramos de forma inesperada. Entre estos bellísimos ejemplares centenarios, descansa el homenaje y recuerdo de vecinos de la zona recogido en fotos colgadas en los árboles. Fueron colocadas allí por el artista burgalés Enrique de Rivero, en su exposición denominada «Enraizados», que tuvo lugar en el año 2012.

Hortigüela

Habitado desde tiempos prehistóricos, su nacimiento como poblado está ligado a los inicios de Castilla en la época de su primer conde independiente, Fernán González. Situado a las puertas de una de las zonas más bonitas del Valle del Arlanza, está enclavado en la Sierra de las Mamblas y rodeado de valiosos quejigales y sabinares. Además de por un dolmen y unas cuevas en las que se han encontrado importantes restos arqueológicos, el pueblo es, sobre todo, famoso por su Fuente Azul, cueva-manantial que atrae a miles de espeleólogos y curiosos visitantes. Dentro de su casco urbano, destacan su iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, y algunos elementos de arquitectura popular tales como un potro de herrar. En el exterior de su templo destacan la torre del siglo XVI y una escalera de caracol que da acceso al campanario; en su interior, una pila bautismal del siglo XII/XIII y el retablo barroco del altar mayor.

Avisos y recomendaciones

Es una bellísima ruta de montaña, muy aconsejable para hacerla con niños. No presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que transcurre principalmente por una vereda muy bien marcada por el frecuente uso de los caminantes.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Hortigüela: http://www.hortiguela.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Hortig%C3%BCela