Pico San Millán, Trigaza Sur y Norte: circular desde Pineda de la Sierra.

  • Tipos de ruta: circular.
  • Señalización: hitos sueltos; no está balizada.
  • Distancia: 23,03 Kms.
  • Dificultad: difícil con exigencia alta.
  • Duración aproximada de la ruta: 6h-6.30 horas.
  • Desnivel: 1217 m.
  • Altitud mínima: 1195 m
  • Altitud máxima: 2132 m

Reseña

También conocido como El Torruco o el Pontón por muchos lugareños, el Pico San Millán es la cumbre más elevada de la provincia burgalesa y el segundo en altitud de la Sierra de la Demanda, únicamente superado por el San Lorenzo en su vertiente riojana. Por otro lado, la zona del Trigaza presenta tres elevaciones, siendo el Trigaza Sur (2084 m) y el Trigaza Norte (2035 m) sus cotas más representativas. Las tres cumbres, situadas entre las poblaciones de Pineda de la Sierra, Barbadillo de Herreros y San Cruz del Valle Urbión, a unos 49 kms de Burgos y a 34,50 de Salas de los Infantes, ofrecen un gran contraste en sus dos vertientes. Sus caras norte son bastante verticales y cortadas y, en ellas, pueden verse claramente los efectos del glaciarismo, del agua y del viento que los azotan desde el norte. Sus caras sur, en cambio, son más extendidas, redondeadas y con vegetación más abundante. Pueden abordarse desde diferentes poblaciones, pero hoy hemos elegido una de las más duras y completas con el objetivo de ascender a las dos cumbres más altas de la provincia, ver de cerca el circo glaciar desde lo alto, disfrutar de las impresionantes vistas que pueden contemplarse desde sus puntos más elevados y conocer el bello pueblo de Pineda de la Sierra.

Se trata de una bellísima ruta de montaña pero se hace relativamente dura al principio, ya que hemos de subir un desnivel muy acusado de más de 900 metros en una distancia de 9 km. El camino por el cordal es bastante cómodo. El resto del recorrido, por otra parte, solo presenta alguna dificultad en los dos primeros kilómetros del descenso, ya que es muy pedregoso y apenas hay señalización, dando paso, poco después, a amplios caminos rodados o herbosos que son bastante asequibles para cualquier usuario. En resumen, aunque se salva un gran desnivel, si estamos físicamente bien preparados, la ruta no se hace tan dura como pudiera parecer debido al perfil redondeado de estas montañas. Teniendo cuidado de elegir un día despejado para gozar de las magníficas panorámicas del entorno, es una ruta muy recomendable para pasar un día completo de montaña y acercarse a visitar los numerosos puntos de interés que nos ofrece el pueblo de Pineda.

Descripción del recorrido.

Ver video con Relive

Salimos del parque que hay junto al puente del río Arlanzón, al final del pueblo, y nos vamos por la carretera local BU-820 a coger la GR-82 que nos acompañara durante una buena parte de la subida por la Loma de los Helechales hasta el cerro de los Tres Mojones; se denomina así, porque en este punto confluyen los tres caminos que vienen desde Pineda, Riocabado y desde el puerto del Manquillo. Para llegar aquí, habremos superado algunas subidas bastante empinadas, aunque la pista es clara y fácil de andar. Estamos próximos al Pico San Millán. Un fuerte repecho y pronto podremos disfrutar de todos los elementos que adornan el techo de Burgos.
Después de una larga estancia para reponer fuerzas y disfrutar del lugar, descendemos ligeramente por una preciosa vereda que va por el cordal cimero; tenemos unas inmejorables vistas del Valle del río Urbión a la derecha y del barranco Malo a la izquierda; tras iniciar un moderado ascenso y superar otro fuerte repecho, llegamos a la zona del Trigaza pasando por los collados de Flecho y de Sierra Llana. Vamos primero a su punto culminante: el Trigaza Sur (2084 m), verdadera cúspide de la montaña, en la que vemos un pequeño buzón del Club de Montaña «Obarenes»; continuamos después hasta la cumbre norte (2035 m), en la que nos sorprende encontrarnos el vértice geodésico de esta montaña y en la que podemos ver varias antenas y lejanas vistas de los pantanos de Arlanzón y Uzquiza.
Desandamos el camino hasta unos metros más allá de la cumbre sur e iniciamos el descenso por un cordal que deja el barranco Malo a la derecha. El camino, solo señalizado por algunos hitos sueltos y con una fuerte pendiente, se va haciendo cada vez más pedregoso, por lo que lo bajamos con cuidado hasta llegar a un pastizal en el que arranca el camino rodado que, pasando por el Colladito y Zurralengo, nos conduce hasta nuestro punto de partida.


Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Pico San Millán

Es la cumbre más alta de esta sierra a la que da nombre (2132 m). En su cima, podemos disfrutar de todos los elementos que adornan el techo de una provincia: un vértice geodésico, un belén, una cruz, una placa conmemorativa y varios buzones correspondientes a varios grupos de montaña, además de una bellísima panorámica con impresionantes vistas del Valle del Urbión, de la Sierra del Mencilla, Sierra de la Demanda, Urbión, y, a lo lejos, la Sierra de Cantabria entre otras cumbres.

Trigaza Sur (2084 m)

Siendo la segunda cumbre más alta de la provincia, llama la atención que no sea considerada como la verdadera cúspide de la zona del Trigaza. En su cima, no vemos ningún vértice geodésico; tan solo un pequeño buzón perteneciente al Club de Montaña Obarenes, desplazado unos 200 metros hasta el punto más alto de esta elevación.

Trigaza Norte (2035 m)

También conocida como La Zapatera, esta cumbre es fácilmente identificable por las antenas que hay instaladas en ella y por el puesto de la Cruz Roja que vemos en su cima. Sorprende encontrar el vértice geodésico y el buzón del Club de Montañeros Burgaleses no siendo el punto más alto de la zona del Trigaza.

Pineda de la Sierra

Situado entre las altas cumbres de la sierra, rodeado por extensos bosques autóctonos, atravesado por un recién nacido río Arlanzón y habitado por apenas 100 habitantes censados, Pineda tiene su origen a finales del siglo X, cuando Don Sancho pobló esta zona. Favorecido por un entorno rico en pastos, tuvo su esplendor en la Edad Media como importante centro ganadero, llegándose a convertir en un punto de referencia de las rutas de trashumancia de la mesta. También fue notable su importancia como lugar minero, manifestado en el ferrocarril minero que pasa junto al pueblo. Toda esta notoriedad puede verse en las numerosas casas blasonadas que hay en el pueblo. Se trata de grandes casonas de piedra arenisca rojiza, con puertas de madera con cuarterón y pequeñas ventanas para evitar el frío del clima de montaña que padece una buena parte del año. En algunas de ellas, todavía pueden encontrarse chimeneas encestadas y grandes escudos de piedra. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de la naturaleza y por presentar un casco urbano muy bien conservado. Además de los ya citados más arriba, hay en el pueblo y entorno abundantes monumentos y lugares de interés entre los que cabe destacar:

Iglesia de San Esteban Protomártir: de estilo románico, es el monumento más interesante de esta población, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico. Construida con piedra rojiza arenisca, propia de esta zona de la sierra, presenta un ábside semicircular , una torre campanario, la puerta principal y una galería porticada, auténtico icono del edificio religioso, como los elementos más sobresalientes de esta maravillosa obra de arte.Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.

Vía verde del ferrocarril minero: extendiéndose desde Monterrubio de la Demanda hasta Arlanzón, pasa por la parte baja del pueblo. En él, es frecuente ver senderistas, ciclistas e, incluso, gente a caballo disfrutando de este maravilloso entorno natural.

Valle del Sol: lugar cercano a Pineda, al que se puede acceder en coche o a pie. El sendero que nos sube desde el pueblo transcurre por un precioso acebal. En este lugar pueden verse un gran refugio operativo para comer y dormir y los restos de una antigua estación de esquí.

Avisos y recomendaciones

La ruta es bastante larga y dura, por lo que conviene ir provisto de alimentos energéticos y de mucha agua, ya que no hay ninguna fuente en todo el recorrido. Para subir, conviene evitar días de mucho calor. También debemos tener cuidado si hay niebla, ya que es fácil que pueda sorprendernos y dejarnos sin visibilidad. En épocas de nieve, es obligatorio llevar raquetas y crampones para avanzar por el cordal cimero que suele estar helado algunas veces.

El pueblo de Pineda ofrece varios servicios que nos facilitarán y ayudarán a disfrutar de nuestra estancia: bares, restaurantes, casas rurales, albergue.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Pineda de la Sierra: http://www.pinedadelasierra.es/lugares-interes

https://es.wikipedia.org/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.wikiburgos.es/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.arteguias.com/iglesia/pinedasierra.htm

Pico San Millán: desde Puerto del Manquillo, Pineda de la Sierra.

  • Tipos de ruta: solo ida (lineal).
  • Señalización: algún hito suelto.
  • Distancia: 18,07 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h30-5 horas.
  • Desnivel: 956 m.
  • Altitud mínima: 1189 m
  • Altitud máxima: 2132 m

Reseña

También conocido como El Torruco o el Pontón por muchos lugareños, el Pico San Millán es la cumbre más elevada de la provincia burgalesa y el segundo en altitud de la Sierra de la Demanda, únicamente superado por el San Lorenzo en su vertiente riojana. Está situado entre las poblaciones de Pineda de la Sierra, Barbadillo de Herreros y San Cruz del Valle Urbión, a unos 49 kms de Burgos y a 34,50 de Salas de los Infantes. Ofrece un gran contraste en sus dos vertientes. Su cara norte es bastante vertical y cortada y, en ella, pueden verse claramente los efectos del glaciarismo, del agua y del viento que lo azotan desde el norte. Su cara sur, en cambio, es más extendida, redondeada y con vegetación más abundante. Puede abordarse desde diferentes poblaciones, pero hoy hemos elegido una de las menos duras y menos populares con el objetivo de pasar por el nacedero del río Arlanzón, subir a la cumbre, ver de cerca el circo glaciar desde lo alto, disfrutar de las impresionantes vistas que pueden contemplarse desde la cima de la provincia y conocer el bello pueblo de Pineda de la Sierra.

Se trata de una bellísima ruta de montaña pero algo dura, ya que hemos de subir un desnivel muy acusado de más de 600 metros en una corta distancia. El recorrido no tiene ninguna dificultad, ya que el itinerario discurre por amplios caminos rodados y es fácil de seguir. Aunque la ascensión más bonita es por la cara norte desde San Cruz del Valle Urbión, por este lado el camino también está lleno de atractivos naturales y, muy importante, es bastante asequible para cualquier amante de la naturaleza. Aunque se salva un gran desnivel, la ruta no se hace dura debido al perfil redondeado de estas montañas, lo que facilita caminar por ellas. La bajada se hace por la GR-82 y es un bonito paseo. Teniendo cuidado de elegir un día despejado para gozar de las magníficas panorámicas del entorno, es una ruta muy recomendable para pasar un día de montaña inolvidable y acercarse a visitar los numerosos puntos de interés que nos ofrece el pueblo de Pineda.

Descripción del recorrido.

Partimos desde el Puerto del Manquillo (1400 m) por un camino forestal que toma bastante pendiente en sus primeros kilómetros. A la altura del Km 4, cogemos un angosto sendero que nos lleva hasta el nacimiento del río Arlanzón. Regresamos por la misma vereda al camino forestal en el que nos habíamos desviado y ascendemos 1 km más hasta el Cerro el Duento, desde donde tenemos bellas vistas de la zona de Salas y de La Campiña. Seguimos ascendiendo hasta el Alto de los Tres Mojones, en el que confluyen varios caminos procedentes de Barbadillo de Herreros, Riocabado de la Sierra, Pineda de la Sierra y Puerto del Manquillo (km 7.5). Estamos cerca del techo del Burgos. Un fuerte repecho y pronto podremos disfrutar de todos los elementos que hay en la cumbre y de unas vistas impresionantes.
Después de una larga estancia para relajarnos y disfrutar del lugar, desandamos el mismo camino forestal hasta el Alto de los Tres Mojones. En el cruce de caminos, giramos un ángulo de 90º para coger la GR-82 que fácilmente identificamos a nuestra derecha. Nos acompañará durante toda la bajada siguiendo el cordal de la Loma de los Helechales. Al llegar al pueblo, hemos de cruzar un puente sobre el río Arlanza y avanzar por la parte alta hasta el centro del casco urbano para visitar los numerosos lugares de interés que nos ofrece el pueblo de Pineda.


Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Nacedero del río Arlanzón.

Entre el Collado de Campo Retazo (1628 m) y el Cerro del Duengo (1812 m), desviándonos unos 500 metros a la izquierda por una vereda bastante cerrada, en el término conocido como los Tañuelos, encontramos el nacedero del río Arlanzón. Solo un diminuto manantial y un cartel informativo dan testimonio de su nacimiento.

Pico San Millán

Es la cumbre más alta de esta sierra a la que da nombre (2132 m), con una vertiente sur muy redondeada y extendida, pero con su vertiente norte bastante vertical y cortada, en la que pueden verse claramente los efectos del glaciarismo, del agua y de los fuertes vientos del norte que la azotan. En su cima, podemos disfrutar de todos los elementos que adornan el techo de una provincia: un vértice geodésico, un belén, una cruz, una placa conmemorativa y varios buzones correspondientes a varios grupos de montaña, además de una bellísima panorámica con impresionantes vistas del Valle del Urbión, de la Sierra del Mencilla, Sierra de la Demanda, Urbión, y, a lo lejos, la Sierra de Cantabria entre otras cumbres.

Pineda de la Sierra

Situado entre las altas cumbres de la sierra, rodeado por extensos bosques autóctonos, atravesado por un recién nacido río Arlanzón y habitado por apenas 100 habitantes censados, Pineda tiene su origen a finales del siglo X, cuando Don Sancho pobló esta zona. Favorecido por un entorno rico en pastos, tuvo su esplendor en la Edad Media como importante centro ganadero, llegándose a convertir en un punto de referencia de las rutas de trashumancia de la mesta. También fue notable su importancia como lugar minero, manifestado en el ferrocarril minero que pasa junto al pueblo. Toda esta notoriedad puede verse en las numerosas casas blasonadas que hay en el pueblo. Se trata de grandes casonas de piedra arenisca rojiza, con puertas de madera con cuarterón y pequeñas ventanas para evitar el frío del clima de montaña que padece una buena parte del año. En algunas de ellas, todavía pueden encontrarse chimeneas encestadas y grandes escudos de piedra. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de la naturaleza y por presentar un casco urbano muy bien conservado. Además de los ya citados más arriba, hay en el pueblo y entorno abundantes monumentos y lugares de interés entre los que cabe destacar:

Iglesia de San Esteban Protomártir: de estilo románico, es el monumento más interesante de esta población, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico. Construida con piedra rojiza arenisca, propia de esta zona de la sierra, presenta un ábside semicircular , una torre campanario, la puerta principal y una galería porticada, auténtico icono del edificio religioso, como los elementos más sobresalientes de esta maravillosa obra de arte.Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.

Vía verde del ferrocarril minero: extendiéndose desde Monterrubio de la Demanda hasta Arlanzón, pasa por la parte baja del pueblo. En él, es frecuente ver senderistas, ciclistas e, incluso, gente a caballo disfrutando de este maravilloso entorno natural.

Valle del Sol: lugar cercano a Pineda, al que se puede acceder en coche o a pie. El sendero que nos sube desde el pueblo transcurre por un precioso acebal. En este lugar pueden verse un gran refugio operativo para comer y dormir y los restos de una antigua estación de esquí.

Avisos y recomendaciones

El track nos permite hacer la ruta de 4 maneras diferentes que podemos adaptar a nuestros gustos y fondo físico.
1.- Subida y bajada desde el Puerto del Manquillo.
2.- Subida y bajada desde Pineda de la Sierra por la GR-82
3.- Salir del Puerto del Manquillo, subir al Pico de San Millán y bajar a Pineda (necesitamos dos vehículos).
4.- Salir desde el pueblo de Pineda, subir al Pico San Millán, bajar al Puerto del Manquillo y convertirla en circular a través de la Vía Verde de la Demanda que va desde el Manquillo a Pineda (Ver Ruta II de este usuario). Para subir conviene evitar días de mucho calor; se recomienda hacerla a primera hora de la mañana. También debemos tener cuidado si hay niebla y no se conoce bien la zona. En invierno, puede sorprendernos alguna nevada que fácilmente se convierte en hielo por lo que conviene llevar crampones y raquetas. La senda que nos lleva desde el camino principal al nacimiento del Arlanzón a veces aparece escondida entre los arbustos, aunque no hay ningún riesgo de perderse.

El pueblo de Pineda ofrece varios servicios que nos facilitarán y ayudarán a disfrutar de nuestra estancia: bares, restaurantes, casas rurales, albergue.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Pineda de la Sierra: http://www.pinedadelasierra.es/lugares-interes

https://es.wikipedia.org/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.wikiburgos.es/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.arteguias.com/iglesia/pinedasierra.htm

Pico Mencilla: circular desde Pineda de la Sierra.

  • Tipos de ruta: circular.
  • Señalización: algún hito suelto.
  • Distancia: 12,250 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia media.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h30-4 horas.
  • Desnivel: 767 m.
  • Altitud mínima: 1187 m
  • Altitud máxima: 1932 m

Reseña

La Sierra del Mencilla, preciosa cordillera de altitud media que nos regala unas maravillosas vistas desde la mayoría de sus puntos, es un anticlinal de unos 25 kms de longitud situado al sur de la Sierra de la Demanda, entre las poblaciones de Pineda de la Sierra y Tinieblas, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 49 kms al este de Burgos y a 34,50 de Salas de los Infantes. Su pico más alto es el Mencilla (1932 m). Puede puede abordarse desde diferentes poblaciones, pero hoy hemos elegido la ruta más clásica, emblemática y recomendable: la ascensión por la cara norte desde Pineda de la Sierra, con el objetivo de ver el circo del Mencilla desde lo alto, disfrutar de uno de los entornos naturales más interesantes de toda la Sierra de la Demanda, poblado de extensos y variados bosques de abedules, robles rebollos, acebos y hayedos, y de contemplar magníficas vistas tanto desde diferentes puntos del ascenso como desde su cumbre.

Se trata de una bellísima ruta de montaña, pero bastante dura, ya que hemos de subir un desnivel muy acusado de más de 700 metros en una corta distancia. En lugar de subir y bajar por el refugio de Esteralvo, como suele ser lo más normal y clásico, subimos por las Llanadas y la Veguilla por el cordal que va hasta el Plantizo para hacerla circular y con un recorrido mucho más tendido y bajamos por un hermosísimo sendero que llega al refugio citado. Con todo, el recorrido no tiene ninguna dificultad técnica ya que la subida transcurre por una amplia pista y la bajada es un sendero totalmente limpio de vegetación por el uso de los senderistas. Teniendo cuidado de elegir un día despejado para gozar de las magníficas panorámicas del entorno, es una ruta muy recomendable para pasar un día de montaña inolvidable y acercarse a visitar los numerosos puntos de interés que nos ofrece el pueblo de Pineda.

Descripción del recorrido.

Iniciamos la ruta en la Plaza del Ayuntamiento para dirigirnos por la CL-BU-820 casi hasta el final del pueblo, donde está el cartel que señaliza el comienzo de la ruta. Nos vamos a la izquierda por un camino forestal que pasa por la Ermita del Santísimo Cristo y que cruza la vía verde y un paso de cadenas. A unos 2 kms aproximádamente, lo dejamos para irnos a la derecha. Pronto veremos un abrevadero, donde nos vamos por la izquierda para iniciar la subida más dura de todo el recorrido. Llegados al cordal, continuamos por un camino bien marcado que, pasando por una caseta de observación de montes, nos lleva hasta la cima. Las bajas temperaturas, el viento y la amenaza de niebla hacen que volvamos pronto hasta el collado en el que iniciaremos el descenso por una hermosísima vereda que transcurre entre robles, hayas y bastantes acebos. El colorido del paisaje y la abundante flora hacen que el camino hasta el Refugio del Esteralvo, aunque duro en la bajada, se nos haga muy llevadero. Un tentempié para reponer fuerzas, y bajamos a la pista que viene desde el Valle del Sol para continuar por la izquierda. En apenas 200 metros, buscamos una vereda que sale a la derecha, en la cual tienes la sensación de caminar bajo el palio de los árboles que la flanquean. Llegamos al cruce de caminos, donde vemos un panel con amplia información sobre la vía verde. Nos vamos a la derecha, pasamos por la ermita y nos dirigimos a nuestro punto de partida.


Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita del Santo Cristo.

De estilo románico, como puede verse por algunas estructuras que conserva en su interior, esta ermita fue construida entre los siglos XII y XIII. Tiene una planta muy sencilla y un aspecto de haber sido reformada recientemente. Situada junto a la Vía Verde de la Demanda, los vecinos de Pineda se acercan hasta ella el día de la fiesta de la Cruz, 14 de septiembre, llevando a la Virgen de Villa en procesión. Por la tarde, vuelven a llevarla a la Iglesia de San Esteban.

Pico Mencilla (1932 m).

Es la cima más alta de esta sierra a la que da nombre (1932 m). Presenta un característico perfil modelado por los efectos de la erosión glaciar a lo largo de los años. En ella podemos encontrar: un vértice geodésico, un pequeño belén y varios buzones de montañeros. La panorámica desde ambos lados es bellísima con vistas inmejorables del Pico San Millán y del Trigaza, así como de la Sierra de Urbión. Los pantanos de Uzquiza y Arlanzón en el norte y el Valle del Sol en su falda son otros de los atractivos. Coronar su cumbre es uno de los clásicos del montañismo burgalés. De hecho, cada año, el fin de semana anterior a nochebuena, animados por la Sociedad de Montañeros Burgaleses, cientos de personas suben hasta este pico a celebrar la llegada de la navidad.

Refugio de Esteralvo.

Es el refugio de la Sociedad de Montañeros Burgaleses. Situado a 1430 m de altura, a las faldas del Mencilla, desde su ubicación pueden verse variados bosques y unas buenas vistas del Valle del Arlanzón y de los 2 embalses que surten de agua a la capital burgalesa. A su lado, hay un área recreativa con parque infantil, fuente, bancos y mesas.

Pineda de la Sierra

Situado entre las altas cumbres de la sierra, rodeado por extensos bosques autóctonos, atravesado por un recién nacido río Arlanzón y habitado por apenas 100 habitantes censados, Pineda tiene su origen a finales del siglo X, cuando Don Sancho pobló esta zona. Favorecido por un entorno rico en pastos, tuvo su esplendor en la Edad Media como importante centro ganadero, llegándose a convertir en un punto de referencia de las rutas de trashumancia de la mesta. También fue notable su importancia como lugar minero, manifestado en el ferrocarril minero que pasa junto al pueblo. Toda esta notoriedad puede verse en las numerosas casas blasonadas que hay en el pueblo. Se trata de grandes casonas de piedra arenisca rojiza, con puertas de madera con cuarterón y pequeñas ventanas para evitar el frío del clima de montaña que padece una buena parte del año. En algunas de ellas, todavía pueden encontrarse chimeneas encestadas y grandes escudos de piedra. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de la naturaleza y por presentar un casco urbano muy bien conservado. Además de los ya citados más arriba, hay en el pueblo y entorno abundantes monumentos y lugares de interés entre los que cabe destacar:

Iglesia de San Esteban Protomártir: de estilo románico, es el monumento más interesante de esta población, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico. Construida con piedra rojiza arenisca, propia de esta zona de la sierra, presenta un ábside semicircular , una torre campanario, la puerta principal y una galería porticada, auténtico icono del edificio religioso, como los elementos más sobresalientes de esta maravillosa obra de arte.Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.

Vía verde del ferrocarril minero: extendiéndose desde Monterrubio de la Demanda hasta Arlanzón, pasa por la parte baja del pueblo. En él, es frecuente ver senderistas, ciclistas e, incluso, gente a caballo disfrutando de este maravilloso entorno natural.

Valle del Sol: lugar cercano a Pineda, al que se puede acceder en coche o a pie. El sendero que nos sube desde el pueblo transcurre por un precioso acebal. En este lugar pueden verse un gran refugio operativo para comer y dormir y los restos de una antigua estación de esquí.

Avisos y recomendaciones

Aunque el itinerario transcurre por un amplio camino rodado al subir y por una preciosa vereda en la bajada, no está balizado; apenas hay unos pocos hitos, por lo que debemos ir muy atentos al track, sobre todo si está cubierto de nieve. La ruta salva un gran desnivel, es bastante exigente y se hace dura, por lo que es imprescindible estar en buena forma física para su realización. Recomendamos hacerla de esta forma, ya que la subida es más tendida. El ascenso por el refugio de Esteralvo es muy exigente y de una dificultad alta. En invierno, es conveniente ir bien abrigados, ya que suele soplar el viento con bastante fuerza. Es frecuente que se eche la niebla de forma inesperada.

El pueblo de Pineda ofrece varios servicios que nos facilitarán y ayudarán a disfrutar de nuestra estancia: bares, restaurantes, casas rurales, albergue.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Pineda de la Sierra: http://www.pinedadelasierra.es/lugares-interes

https://es.wikipedia.org/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.wikiburgos.es/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.arteguias.com/iglesia/pinedasierra.htm

Sierra de las Mamblas (Ruta III): Covarrubias, la Muela del Castillejo y la Muela de las Mamblas.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: algún hito suelto.
  • Distancia: 14,960 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia media
  • Duración aproximada de la ruta: 4h-4.30 horas.
  • Desnivel: 701 m.
  • Altitud mínima: 885 m
  • Altitud máxima: 1429 m

Reseña

La Sierra de las Mamblas, pequeño macizo de característico perfil que nos regala unas maravillosas vistas tanto de las Tierras de Lara como del Valle del Arlanza, se sitúa en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, junto a las poblaciones de Hortigüela, Mambrillas de Lara, Cuevas de San Clemente, Mecerreyes y Covarrubias, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 40 kms de Burgos y a 26 de Salas de los Infantes, en el suroeste de la provincia de Burgos. Hoy recorremos dos de las cuatro alturas significativas que tiene la serranía: Muela del Castillejo (1347) y su máxima altura, la Muela de las Mamblas (1376 m); las otras dos: Cerro San Cristóbal y Peña la Torca las hacemos en nuestra Ruta II saliendo desde Hortigüela.

La sierra puede abordarse desde diferentes puntos o poblaciones, pero hoy hemos elegido Covarrubias con la finalidad principal de recorrer la parte occidental de la Sierra de las Mamblas, pasando por la Muela del Castillejo y la Muela de las Mamblas, contemplar magníficas vistas desde ambas cimas, disfrutar del tesoro botánico, – extensos bosques de sabina albar, encina y quejigo que poblan estas tierras-, y de su abundante fauna salvaje: rapaces, corzos, jabalíes etc.,.

Es una bellísima ruta de montaña, pero dura, porque tiene constantes subidas y bajadas y cantos rodados en las veredas de subida que la hacen incómoda. Además, aunque la primera parte no presenta dificultad en su seguimiento, la subida y bajada a la Muela de las Mamblas es tediosa en algunos momentos en los que tienes la sensación de caminar a la intemperie. Aparte de esto, la ruta es una oportunidad única para perderse en fantásticas vistas de varias poblaciones, así como de la Sierra de Lara, el Mencilla, el Trigaza etc… al norte, y la Peña de Carazo, la Campiña y la Peña de Cervera al otro lado. Y como guinda del día, una visita a la histórica villa de Covarrubias que pondrá broche a un día inolvidable por la cuna de Castilla.

Descripción del recorrido.

Salimos de un parking que hay junto a la Calle Barbadillos y muy próximo al Puente Medieval en la villa de Covarrubias. Subimos a lo alto del parking y, por un arco que atraviesa por debajo de la carretera BU-905, pasamos al otro lado de la calzada. Dejando varios pabellones industriales a la izquierda, vamos ascendienco, poco a poco, por una pista forestal, flanqueada por nogales, encinas y sabinas albares, hasta llegar al Valle de Enmedio. Tan pronto como veamos la cima de la Muela del Castillejo, nos estaremos acercando a la Ermita de Nuestra Señora de las Mamblas, situada en la cara sur del Pico Castillejo. Desde aquí, un poco antes de llegar a la ermita, parte desde la izquierda una preciosa vereda que, por un camino bien marcado, bastante empinado y muy recto en su final, nos lleva hasta la cima del Castillejo, así denominada por su forma de torre. Desde arriba, las vistas son espectaculares, destacando la Sierra del Mencilla al Norte, la de Cervera al Sur, y la de su pareja la Muela de las Mamblas al Este.
Tras descansar en compañía de un pequeño rebaño de cabras y disfrutar del espeluzlante paisaje, volvemos a la ermita por la misma vereda. Pasamos por delante de su puerta principal y, por la parte de atrás, tomando un camino forestal, nos dirigimos al Collado de la Muela. A partir de este punto, no hay camino marcado y tan solo unos pocos hitos desperdigados y la vista de la cumbre de la muela nos guían hasta su cima. La subida es campo a través, cruzando un bosque de pinos. Ya casi arriba, topamos con fortuna con un estrecho canal que nos ayuda a salvar el pequeño acantilado. Llegados a la meseta, avanzamos por la derecha en dirección a la cresta. Podemos adivinar los restos de la antigua muralla de un castro celtibérico y fotografiar un precioso mojón de piedras que nos queda a la derecha junto al acantilado.
En la cima de la muela, un pequeño refugio de piedras, un vértice geodésico, una cruz de piedras en el suelo y, lo más llamativo de todo, unas vistas aún más espectaculares que las de la otra muela. Hacia el este, la Sierra de Gayúbar, la Peña de Carazo y el Fuerte San Carlos; un poco más allá y en la misma dirección, la Sierra de la Demanda con la Campiña como pico más destacado. Por el norte, la Sierra del Mencilla, el Pico Trigaza, y la Sierra de Peñalara con su picón en ruinas.
Siguiendo la dirección que marca la cruz de piedras que hay en el suelo, nos dirigimos hacia el este para iniciar la bajada por el lado contrario a la subida. El hito que inicia el descenso lo encontramos en un pedregal junto a los restos de la muralla celtibérica. Con algún hito suelto y algunas pintadas naranjas, procuramos bajar en linea recta, sabedores de que al final llegaremos a un camino forestal que transcurre por la parte baja de la muela y del Collado de Covatero. Un pequeño lapsus y nuestro afán de atajar nos desvía temporalmente hacia la derecha, lo que rectificamos volviendo otra vez al pinar para lograr, finálmente y con un poco de suerte, bajar en linea recta y alcanzar el amplio camino forestal que une Quintanilla de las Viñas con Covarrubias. Nos vamos a la derecha y atravesamos el Valle de la Esculla, dejando a los lados algunas señalizaciones de la GR-82 y de la ruta de San Olav hasta llegar a una intersección de caminos. Seguimos de nuevo por la derecha, dejando la opción de visitar la ermita para otra ocasión, y nos encontramos con las tenadas del Cerro. Nos vamos acercando al pueblo y accedemos a el por el Camino del Cerro, finalizando la ruta en el mismo punto de partida tras una breve visita a los monumentos más importantes de esta bellísima villa.


Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Ermita de Nuestra Señora o Virgen de las Mamblas.

La primera mención de esta ermita data del siglo X, concretamente en el año 972 cuando es mencionada en una donación de tierras que hace el Abad de Covarrubias al Conde Fernan González. Ha sufrido varias restauraciones lo que hace que ofrezca un estado de conservación excelente. Es un buen ejemplo de la arquitectura religiosa de la época. Todos los años se celebra una romería de gracias el primer fin de semana de septiembre y los vecinos de los pueblos de alrededor suben caminando hasta ella.

Muela de «El Castillejo» o Mambla de las Peñas Amarillas (1347 m).

Toma su nombre de «Castillejo» de la roca que hay en su cima, la cual parece una torre cuando la observamos desde una cierta distancia. Desde ella, como desde la de su hermana la Muela de las Mamblas, se divisa una tierra con densa historia medieval en la que pueden verse varios pueblos milenarios y algunas montañas bien conocidas: por el sur, Cervera y Valdosa, siendo este último el pico más alto de las Peñas de Cervera; un poco más a la derecha, el Pico de la Sierra situado sobre el cercano pueblo de Tejada; por el norte, la Sierra del Mencilla, un pedazo del Trigaza y la Sierra de Peñalara con los restos de su Castillo de Lara; al este, una bonita estampa de su hermana la Muela de las Mamblas; a los pies del Castillejo, el impresionante Sabinar del Arlanza. En su cima hay una enorme cárcava.

Muela de las Mamblas (1376 m).

Es la cota más alta de toda la Sierra de las Mamblas. En su cima encontramos, nada más coronar, los restos de un castro celtibérico que rodeaba la meseta y un curioso mojón de piedras. En lo más alto de la meseta, un vértice geodésico, un refugio excavado y una gran cruz de piedras sobre el suelo. Desde este punto, además de las cimas ya mencionadas en la otra Muela, sobresale hacia el oeste, una preciosa estampa del Castillejo; hacia el este, una preciosa vista de las otras dos alturas de la Sierra de las Mamblas: la Peña Torca y el Cerro San Cristóbal, y de la Sierra del Gayubar; hacia el sureste, la Peña de Carazo al fondo.

Covarrubias

De origen medieval y conocida como la cuna de Castilla, la villa fue fundada sobre los restos de un antiguo castro romano por el rey visigodo Chindasvinto en el siglo VII. Toma su nombre de las cuevas rojizas que pueden verse en sus alrededores. Tuvo su auge en la época del Conde Fernán González, que encontró en ella su verdadero lugar de descanso, y de su hijo Garcí Fernández que la convirtió en un gran lugar independiente en lo jurisdiccional, en lo civil y en lo religioso. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores ejemplos de arquitectura popular castellana y por presentar un casco urbano perfectamente conservado. Hay en el abundantes monumentos entre los que cabe destacar:

Torreón Fernán González (siglo X): mandado construir por Fernan González, es de estilo mozárabe y está considerado como un magnífico ejemplo de la arquitectura medieval altomedieval. Según la leyenda, aquí tuvo lugar el asesinato de la Infanta Urraca, motivo por el que también se le conoce con el nombre de Torreón de doña Urraca.

Colegiata de San Cosme y San Damián (siglo XV): en su interior sobresalen un Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos, un órgano del siglo XVI que todavía se sigue utilizando en las ceremonias importantes de la villa y un bello claustro, también del siglo XVI.

Casa de Doña Sancha (siglo XV): con su fachada de adobes, su entramado de madera y su balcón mirando al sur para aprovechar la luz solar, es una de las muestras más significativas de la arquitectura popular castellana.

Murallas (siglos X-XII): solo se conserva un trozo en la parte sur del pueblo, ya que el resto fue derribado en el siglo XVI, por orden de Divino Vallés, para evitar los malos olores que había dentro del recinto amurallado.

Otros monumentos: Plaza de Doña Urraca con su Ayuntamiento o Antiguo Palacio del Conde Fernán González, Puerta del Archivo del Adelantamiento de Castilla (siglo XV), Iglesia de Santo Tomás (siglo XII), Casa del Obispo Peña (siglo XVI), Tumba del Conde Fernán González, Antigua Botica, Rollo de Justicia (siglo XVI), Monumento a la Princesa de Noruega

Avisos y recomendaciones

En épocas de nieve y hielo, es más difícil seguirla y, especialmente en la Muela de las Mamblas, es muy aconsejable llevar un buen calzado para evitar resbalones que puedan precipitarnos hacia los acantilados que miran al norte. También hay que tomar la precaución de no desviarse hacia los acantilados que miran al norte ya que los sombríos suelen estar helados y es fácil resbalar y caer por la vertical pendiente. En el tramo que transcurre por la Muela de las Mamblas hay que estar muy atentos al track hasta llegar a la GR-82, ya que no hay señalización y el recorrido es bastante confuso.

La ruta también puede realizarse por la variante de la Ermita de San Olav, pero, a nuestro juicio, es menos recomendable.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Covarrubias: http://www.covarrubias.es/content/oficina-de-informacion

https://www.arlanza.com/

https://es.wikipedia.org/wiki/Covarrubias

Sierra de las Mamblas (Ruta II/variante corta): Hortigüela, Dehesa de Mambrillas y Enraizados por los Cerros.

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: alguna baliza e hitos sueltos.
  • Distancia: 12,49 Kms.
  • Dificultad: Moderada con exigencia baja.
  • Duración aproximada de la ruta: 3.30h-4 horas.
  • Desnivel: 503 m.
  • Altitud mínima: 923 m
  • Altitud máxima: 1278 m

Reseña

La Sierra de las Mamblas, pequeño macizo de característico perfil que nos regala unas maravillosas vistas tanto de las Tierras de Lara como del Valle del Arlanza, se sitúa en el Parque Natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, junto a las poblaciones de Hortigüela, Mambrillas de Lara, Cuevas de San Clemente y Covarrubias, en la comarca de la Demanda y Pinares, a 42 kms de Burgos y a 14 de Salas de los Infantes, en el suroeste de la provincia de Burgos. Hoy recorremos dos de las cuatro alturas significativas que tiene la serranía: Cerro San Cristóbal y Cerro sw La Cueva o del Peluquillo. Las otras dos: Muela del Castillejo y su máxima altura, la Muela de las Mamblas (1347 m), las hacemos en nuestra Ruta III saliendo desde Covarrubias.

La sierra puede abordarse desde diferentes puntos o poblaciones, pero hoy hemos elegido Hortigüela con la finalidad principal de recorrer la parte oriental de la Sierra de las Mamblas pasando por los cerros de San Cristóbal, La Cueva o Cueva del Peluquillo, El Asentado, Peña Alta y El Covatero; disfrutar del tesoro botánico, – extensos bosques de sabina albar, encina, quejigo y, sorprendentemente, alguna haya que forman las dehesas de Mambrillas y Hortigüela -, y de su abundante fauna salvaje: rapaces, corzos, jabalíes etc.,.

Es una bellísima ruta de montaña, no muy dura, pero con constantes subidas y bajadas y cantos rodados en los caminos que la hacen incómoda sobre todo en la primera mitad del recorrido. Aparte de esto y aunque la hemos calificado de moderada por su larga distancia, esta no presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que transcurre principalmente por pistas forestales o veredas muy bien marcadas por el frecuente uso de los caminantes. Es, también, una oportunidad única para agotar la batería de nuestra cámara y retratar la perfecta armonía con la que se mezclan arte y naturaleza a partes iguales en todo el recorrido. Y como guinda del día, un pequeño paseo por la exposición al aire libre «Enraizados», fiel testimonio del arraigo de estas gentes a su tierra y del amor que siempre la profesaron.

Descripción del recorrido.

Iniciamos el recorrido en la Plaza Mayor de Hortigüela. Salimos del pueblo callejeando por las calles Mayor y Fuente Ayuso y, al llegar a un cruce señalizado, nos desviamos a la izquierda por el denominado Camino de La Rusaca o Camino de Quintanilla de las Viñas. Un amplio camino forestal, que cruza un extenso sabinar extendido por toda la sierra, nos sube hasta la parte alta de la Sierra de las Mamblas pasando por las cimas de San Cristóbal, La Cueva, El Asentado y Peña Alta. Desde estos collados podemos contemplar preciosas vistas de la Sierra de Mencilla, El Gayubar, La Muela de las Mamblas, La Peña de Carazo, La Campiña etc..
Siguiendo el cordal, en el km 7 aproximadamente, nos desviamos a la derecha para tomar una preciosa vereda que, utilizando el Camino de San Olav, nos va introduciendo en la hermosa dehesa de Mambrillas de Lara. Nos reciben magníficos robledales de quejigos y numerosas fotos de vecinos de la zona colgadas en los árboles, allí colocadas por el artista burgalés Enrique de Rivero, en su exposición denominada «Enraizados» que tuvo lugar en el año 2012. También vemos algunas fotos nuevas.
Dejamos la dehesa de Mambrillas. Unas veces rodeados de quejigos y otras de sabinas, nos adentramos en la dehesa de Hortigüela. Estamos cerca del cruce de caminos que nos vio partir. Nos vamos por la izquierda y , en apenas unos minutos, estaremos en la plaza del pueblo donde habíamos comenzado nuestra ruta unas tres horas y media antes.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Cerros de San Cristóbal (1244 m), La Cueva (1278 m) y El Asentado (1232 m).

Desde estas cimas, destacan las magníficas vistas de la dehesas de Hortigüela y de Mambrillas, del valle del Arlanza y de cumbres tales como Peñalara, Sierra del Mencilla, Peña de Carazo y La Campiña.

Peña Alta (1217 m) y vista de la Muela de las Mamblas (1376 m).

Desde estos collados podemos contemplar preciosas vistas de la Sierra del Mencilla, Peñalara y, de manera especial, una bonita estampa de la Muela de las Mamblas.

Dehesa de Mambrillas. Exposición «Enraizados».

De este hermoso paraje se ha dicho que es uno de los lugares con una de las floras más ricas y mejor conservadas de la península, Es fácilmente comprobable cuando uno se encuentra con un enorme quejigal, de similares carácterísticas al de Hortigüela, mezclado armoniosamente con abundamentes sabinas albares y algunas hayas que encontramos de forma inesperada. Entre estos bellísimos ejemplares centenarios, descansa el homenaje y recuerdo de vecinos de la zona recogido en fotos colgadas en los árboles. Fueron colocadas allí por el artista burgalés Enrique de Rivero, en su exposición denominada «Enraizados» que tuvo lugar en el año 2012.

Dehesa de Hortigüela

Lugar idóneo para pasear entre hermosos quejigos centenarios y dejarse llevar por los sentidos que pronto nos recuerdan que estamos envueltos en un gran silencio y una inmensa paz.

Hortigüela

Habitado desde tiempos prehistóricos, su nacimiento como poblado está ligado a los inicios de Castilla en la época de su primer conde independiente, Fernán González. Situado a las puertas de una de las zonas más bonitas del Valle del Arlanza, está enclavado en la Sierra de las Mamblas y rodeado de valiosos quejigales y sabinares. Además de por un dolmen y unas cuevas en las que se han encontrado importantes restos arqueológicos, el pueblo es, sobre todo, famoso por su Fuente Azul, cueva-manantial que atrae a miles de espeleólogos y curiosos visitantes. Dentro de su casco urbano, destacan su iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, y algunos elementos de arquitectura popular tales como un potro de herrar. En el exterior de su templo destacan la torre del siglo XVI y una escalera de caracol que da acceso al campanario; en su interior, una pila bautismal del siglo XII/XIII y el retablo barroco del altar mayor.

Avisos y recomendaciones

En épocas de nieve y hielo, es más difícil seguirla y, especialmente en la parte alta, es muy aconsejable llevar un buen calzado para evitar resbalones que puedan precipitarnos hacia los acantilados que van paralelos al camino por su parte derecha.
Opción: La ruta puede alargarse tres kilómetros si nos vamos hasta el El Covatero y regresamos a El Asentado.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Hortigüela: http://www.hortiguela.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Hortig%C3%BCela

Cementerio Sad Hill desde Santo Domingo de Silos, La Copeta (Ruta III BFM)

  • Tipo de ruta: circular
  • Señalización: balizada entre Sad Hill y Betterville.
  • Distancia: 14,920 km.
  • Dificultad: moderada con dificultad baja.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h-4.30 horas.
  • Desnivel: 461 m.
  • Altitud mínima: 994 m
  • Altitud máxima: 1298 m

Reseña

Este precioso sendero se localiza entre los términos municipales de Santo Domingo de Silos, Contreras y Carazo, a 17 kms de Salas de los Infantes y a 59 de Burgos. Tiene el objetivo de recorrer el paraje más importante de los cuatro lugares burgaleses en los que tuvo lugar el rodaje de la película «El Bueno, el Feo y el Malo» en el año 1966: el Cementerio de Sad Hill, subir al Alto de la Copeta y terminar con una visita al histórico pueblo de Santo Domingo de Silos.

En Sad Hill se rodó la escena más importante de la película en la que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef se disputan en un duelo a tres o «triello» los 200.000 dólares que están escondidos en la tumba del desconocido. La zona fue elegida por Sergio Leone por la similitud de estos escenarios naturales con los de Nuevo México y río Grande. El cementerio estuvo totalmente abandonado hasta el año 2015 en el que fue recuperado gracias al gran trabajo y colaboración de voluntarios de la Asociación Cultural Sad Hill.

La ruta, que transcurre entre bellísimos enebros, robles centenarios, pinos y alguna encina suelta, ofrece un paisaje espectacular. El impresionante silencio que reina en la zona junto con la ausencia de cables, postes y otros signos de la civilización moderna, hace que estemos paseando por un lugar único e impecable en el que uno sólo puede dejarse llevar por la exquisita belleza de este entorno. En resumen, una magnífica ruta que siempre recordarás por su preciosa vegetación y por estar ubicada en un entorno, magníficamente elegido por el Director de Producción de la película Jose Antonio Pérez Giner, que es una auténtica maravilla de la naturaleza. Si a esto le añadimos la oportunidad que nos brinda la ruta de disfrutar de impresionantes vistas desde los Altos de Merendilla y La Copeta, así como de la gran cantidad de lugares de interés que tiene Silos, estamos seguros que pasarás un día inolvidable.

Descripción del recorrido

Iniciamos la ruta en la Plaza Mayor de Santo Domingo de Silos. Nos dirigimos hacia el norte para tomar un sendero que parte hacia la derecha y que va paralelo al camino forestal por el que circulan los vehículos que se dirigen a Sad Hill. La senda, repleta de sabinas albares (enebros), corona en el alto de Merendilla junto al Mojón del Roble, desde donde podremos disfrutar de preciosas vistas de Soncarazo y del Fuerte de San Carlos, y ver el anfiteatro de piedras y los círculos concéntricos formados por miles de cruces abajo en el valle. Aunque se puede atajar por una senda que sale al final de la valla, por seguridad seguimos por el camino forestal, damos un pequeño rodeo y bajamos al principio del cementerio a buscar el punto de información. Lo atravesamos tranquilamente por el centro recordando a aquellos enormes hombres que recorrían nuestro pueblo de Salas cuando apenas teníamos 8 años. Vistas las tumbas, el árbol del ahorcado etc…, lo abandonamos por la cara sur. Desde allí, pasando por un abrevadero, subimos hasta el refugio que está en el camino que une Sad Hill y Betterville. Con la mirada vigilante de la Peña de San Carlos primero y de Soncarazo después, entre bellísimos enebros, robles y alguna encina suelta, avanzamos por la GR-82 durante medio kilómetro aproximádamente , atravesamos un pinar y nos adentramos en una larga dehesa pastada por múltiples grupos de ganado vacuno. A nuestra derecha, nos vamos fijando en La Copeta, que recorreremos posteriormente.
Nada más salir de la dehesa, avanzamos por un camino rodado, flanqueado por robles, con varios abrevaderos y cercas de ganado a los lados. Lo abandonamos un poco más adelante para irnos, campo a través, a buscar una estrecha vereda que nos sube al mirador de La Copeta desde donde echamos un último vistazo al hermoso valle, al pueblo de Carazo y a su Peña con su precioso Rondillo. Una vez arriba, el resto de la ruta transcurre por un camino de piedras y enebros que se mezclan con bellas encinas. A mitad de camino, una cruz de piedra nos recuerda una afrenta de amor entre dos jóvenes que terminó con la muerte de uno de ellos en este lugar. A partir de aquí, solo nos queda una gran bajada hasta el pueblo de Santo Domigo de Silos. El camino es largo, pero la belleza del valle y de sus árboles bien merece el esfuerzo necesario para caminar por estos pedregosos parajes. En resumen, una magnífica ruta que siempre recordarás por su preciosa vegetación y por estar ubicada en un entorno único, magníficamente elegido por el Director de Producción de la película Jose Antonio Pérez Giner, ya que es una auténtica maravilla de la naturaleza. Si a esto le añadimos que aún nos queda una visita a uno de los pueblos con más historia de la provincia, Silos, el día nos habrá resultado completo y redondo.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Alto de Merendilla

Cementerio Sad Hill

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo que preside el cementerio: «El visitante se encuentra frente a uno de las localizaciones cinematográficas más importantes de la historia del séptimo arte… . El set se construyó según el diseño del escenógrafo Carlos Simi en apenas tres días por 250 soldados del ejército español recreando un soberbio cementerio circular con más de 5000 tumbas dispuestas en círculos concéntricos y radios rodeando una plazoleta central empedrada de 30 metros donde se sitúa el clímax. Las imágenes están montadas como en un videoclip al ritmo de la banda sonora de Ennio Morricone que va «in crescendo» hasta la resolución final. Esta escena es una de las más recordadas del género y denota una maestría en el montaje admirable».

Sabinar albar y Pinar.

Todo el recorrido entre Sad Hill y Betterville está poblado de una gran cantidad de frondosos enebros o sabinas albares en su primer tramo, y de pinos y robles en la segunda parte del recorrido.

Dehesa de Carazo.

Alto de la Copeta

La Copeta (1260 m) es un paraje situado en la parte oriental del monte Los Cuetos. Por esta cima pasaba un antiguo camino que unía los pueblos de Carazo y Santo Domingo de Silos. Desde su mirador hay una magnífica visión de Soncarazo y de la dehesa de Carazo.

Santo Domingo de Silos

De origen prehistórico, se han encontrado restos de la Edad de Bronce (siglo X a.c), esta localidad esta situada en un cruce de caminos cargados de historia: la Ruta de la Lana, el Camino del Cid, y el Camino Castellano-Aragonés. Su auge cultural y espiritual se inició con la llegada del monje benedictino Domingo Manso en el año 1041 quien, además de dar el nombre al pueblo, se encargó de hacer una profunda restauración en el monasterio. Hoy en día es un interesante conjunto monumental que, a pesar de haber perdido su aspecto medieval de recinto amurallado -sólo quedan dos puertas: la de San Juan y la de la Calderera, y las murallas que cierran la huerta del monasterio-, es mundialmente conocido por su claustro románico y por la vida y el canto gregoriano de sus monjes. Entre las dependencias monacales, merece la pena visitar su botica dieciochesca, el archivo, la biblioteca y el museo en el que se exponen interesantes piezas salvadas de la desamortización. Dentro del casco histórico de la villa, además del monasterio ya citado, destaca la iglesia románica de San Pedro (siglos XII y XIII), algunas casas blasonadas y un rollo jurisdiccional. Fuera del casco urbano, merece la pena acercarse al Desfiladero de la Yecla.

Avisos y recomendaciones

La ruta es larga, por lo que la hemos calificado de moderada, pero no ofrece ninguna dificultad importante. Al llegar cerca de la carretera, para localizar la senda de subida a la Copeta, estaremos muy atentos al track. Es recomendable en cualquier época del año, pero es en la primavera cuando mejor podemos disfrutar del verde paisaje y del colorido de los robles y de los brezos.

Esta ruta no incluye la visita a Betterville. Si deseas hacerla, te recomendamos nuestra Ruta IV

Más información en los siguientes enlaces:

Asociación Cultural Sad Hill:

http://www.acsadhill.es/

Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos:

http://www.santodomingodesilos.es/

Cementerio Sad Hill y Betterville desde Santo Domingo de Silos, La Copeta (Ruta IV BFM)

  • Tipo de ruta: circular
  • Señalización: balizada entre Sad Hill y Betterville.
  • Distancia: 16,570 km.
  • Dificultad: moderada con dificultad baja.
  • Duración aproximada de la ruta: 4h-4.30 horas.
  • Desnivel: 538 m.
  • Altitud mínima: 996 m
  • Altitud máxima: 1298 m

Reseña

Este precioso sendero se localiza entre los términos municipales de Santo Domingo de Silos, Contreras y Carazo, a 17 kms de Salas de los Infantes y a 59 de Burgos. Tiene el objetivo de recorrer dos de los cuatro lugares burgaleses en los que tuvo lugar el rodaje de la película «El Bueno, el Feo y el Malo» en el año 1966: el Cementerio de Sad Hill y el campo de prisioneros de Betterville; subir al Alto de la Copeta y terminar con una visita al histórico pueblo de Santo Domingo de Silos.

En Sad Hill se rodó la escena más importante de la película en la que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef se disputan en un duelo a tres o «triello» los 200.000 dólares que están escondidos en la tumba del desconocido. La zona fue elegida por Sergio Leone por la similitud de estos escenarios naturales con los de Nuevo México y río Grande. El cementerio estuvo totalmente abandonado hasta el año 2015 en el que fue recuperado gracias al gran trabajo y colaboración de voluntarios de la Asociación Cultural Sad Hill.

Por otro lado, Betterville , próximo a la localidad de Carazo que también visitamos, es donde se rueda otra escena emulando un campo de concentración. Para ello, se construyeron un fuerte con profundos fosos, una empalizada y varias construcciones anejas donde se producían las torturas, las ejecuciones y todo tipo de atrocidades propias de la guerra. Inspirado en los campos nazis, Sergio Leone hizo que, mientras se realizaban las torturas, un grupo de músicos traidos de Salas, Covaleda, Arauzo de Miel y Barbadillo del Pez entre otros, interpretara música de banda para acallar los gritos de las torturas.

La ruta, que transcurre entre bellísimos enebros, robles centenarios, brezos y alguna encina suelta, ofrece un paisaje espectacular. El impresionante silencio que reina en la zona junto con la ausencia de cables, postes y otros signos de la civilización moderna, hace que estemos paseando por un lugar único e impecable en el que uno sólo puede dejarse llevar por la exquisita belleza de este entorno. En resumen, una magnífica ruta que siempre recordarás por su preciosa vegetación y por estar ubicada en un entorno, magníficamente elegido por el Director de Producción de la película Jose Antonio Pérez Giner, que es una auténtica maravilla de la naturaleza. Si a esto le añadimos la oportunidad que nos brinda la ruta de disfrutar de impresionantes vistas desde Betterville y los Altos de Merendilla y La Copeta, así como de la gran cantidad de monumentos históricos que tiene Silos, estamos seguros que pasarás un día inolvidable.

Descripción del recorrido

Ver video con Relive

Iniciamos la ruta en la Plaza Mayor de Santo Domingo de Silos. Nos dirigimos hacia el norte para tomar un sendero que parte por la derecha paralelo al camino forestal por el que circulan los vehículos que se dirigen a Sad Hill. La senda, repleta de sabinas albares (enebros), corona en el alto de Merendilla junto al Mojón del Roble, desde donde podremos disfrutar de preciosas vistas de la Peña de Carazo y del Fuerte de San Carlos, y divisar el Cementerio de Sad Hill abajo en el valle. Aunque se puede atajar por una senda que sale al final de la valla, por seguridad seguimos por el camino forestal, damos un largo rodeo y bajamos al principio del cementerio a buscar el punto de información. Lo atravesamos tranquilamente por el centro y lo abandonamos por la cara sur. Desde allí, subimos, teniendo como referencia un abrevadero, hasta el refugio que está en el camino que une Sad Hill y Betterville. Con la mirada vigilante de la Peña de San Carlos primero y de Soncarazo después, entre bellísimos enebros, robles y alguna encina suelta, avanzamos por la GR-82, por los términos de La Cerca y Valdemuerto, donde se rodó la película de El Valle de las Espadas, hasta llegar a un sendero que por la derecha nos sube a la Majada de las Merinas donde se encuentra Betterville. Sin apenas resquicios de lo que fue el campo -tan solo queda la zanja en la que fue excavado el foso-, nos entretenemos en leer curiosas informaciones y anécdotas sobre Betterville, y nos perdemos en las fantásticas vistas de las dos peñas que rodean Carazo: Soncarazo al norte y El Enebral al Sur. Nos deslumbra la belleza de la Peña El Rondillo en Soncarazo. Desde aquí, iniciamos el tramo más obscuro, ya que transcurre monte a través y no tiene ninguna señalización para ir en búsqueda de la senda que inicia el ascenso al alto de La Copeta junto a la carretera. Una vez arriba, el resto de la ruta transcurre por un camino de piedras y enebros que se mezclan con bellas encinas. A mitad de camino, una cruz de piedra nos recuerda una afrenta de amor entre dos jóvenes que terminó con la muerte de uno de ellos en este lugar. A partir de aquí, solo nos queda una gran bajada hasta el pueblo de Santo Domigo de Silos. El camino es largo, pero la belleza del valle y de sus árboles bien merece el esfuerzo necesario para caminar por estos pedregosos parajes.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Alto de Merendilla

Cementerio Sad Hill

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo que preside el cementerio: «El visitante se encuentra frente a uno de las localizaciones cinematográficas más importantes de la historia del séptimo arte… . El set se construyó según el diseño del escenógrafo Carlos Simi en apenas tres días por 250 soldados del ejército español recreando un soberbio cementerio circular con más de 5000 tumbas dispuestas en círculos concéntricos y radios rodeando una plazoleta central empedrada de 30 metros donde se sitúa el clímax. Las imágenes están montadas como en un videoclip al ritmo de la banda sonora de Ennio Morricone que va «in crescendo» hasta la resolución final. Esta escena es una de las más recordadas del género y denota una maestría en el montaje admirable».

Sabinares albares y Robledales.

Todo el recorrido entre Sad Hill y Betterville está poblado de una gran cantidad de frondosos enebros o sabinas albares en su primer tramo, y de robles centenarios y brezos en la segunda parte del recorrido.

El Valle de las Espadas

Gracias a la intervención de los productores de Hollywood, este valle fue una de las localizaciones del antiguo Condado de Castilla en la que se rodó la película «El Valle de las Espadas», un clásico del cine español injustamente olvidado. Cuenta las hazañas épicas del conde Fernán González de Castilla.

Betterville (Campo de prisioneros).

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo colocado en la majada en la que estuvo enclavada la prisión: «El visitante se encuentra frente a una de las cuatro localizaciones burgalesas de «El Bueno, el Feo y el Malo» (1966) de Sergio Leone. El campo de concentración de Betterville fue construído en el verano de 1966. La escena se rodó en este altozano cercano a la localidad de Carazo (Burgos) conocido como Majada de las Merinas». Para la construcción del fuerte «Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) tomadas en 1864 por Mathew Brady y donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento y hasta canibalismo».

Alto de la Copeta

La Copeta (1260 m) es un paraje situado en la parte oriental del monte Los Cuetos. Por esta cima pasaba un antiguo camino que unía los pueblos de Carazo y Santo Domingo de Silos. Desde su mirador hay una magnífica visión de Soncarazo y de la dehesa de Carazo.

Santo Domingo de Silos

De origen prehistórico, se han encontrado restos de la Edad de Bronce (siglo X a.c), esta localidad esta situada en un cruce de caminos cargados de historia: la Ruta de la Lana, el Camino del Cid, y el Camino Castellano-Aragonés. Su auge cultural y espiritual se inició con la llegada del monje benedictino Domingo Manso en el año 1041 quien, además de dar el nombre al pueblo, se encargó de hacer una profunda restauración en el monasterio. Hoy en día es un interesante conjunto monumental que, a pesar de haber perdido su aspecto medieval de recinto amurallado -sólo quedan dos puertas: la de San Juan y la de la Calderera, y las murallas que cierran la huerta del monasterio-, es mundialmente conocido por su claustro románico y por la vida y el canto gregoriano de sus monjes. Entre las dependencias monacales, merece la pena visitar su botica dieciochesca, el archivo, la biblioteca y el museo en el que se exponen interesantes piezas salvadas de la desamortización. Dentro del casco histórico de la villa, además del monasterio ya citado, destaca la iglesia románica de San Pedro (siglos XII y XIII), algunas casas blasonadas y un rollo jurisdiccional. Fuera del casco urbano, merece la pena acercarse al Desfiladero de la Yecla.

Avisos y recomendaciones

La ruta es larga, por lo que la hemos calificado de moderada, pero no ofrece ninguna dificultad importante. Si tuvieramos que citar alguna, sería el tramo que va desde Betterville a La Copeta, ya que no está señalizado y transcurre monte a través durante unos 500 metros. Estando muy atentos al track, alcanzaremos la senda de subida al desfiladero de la Copeta fácilmente. El tramo entre Sad Hill y Betterville ha sido recientemente balizado por la Asociación Cultural Sad Hill.
Es recomendable en cualquier época del año, pero es en la primavera cuando mejor podemos disfrutar del verde paisaje y del colorido de los robles y de los brezos.

La ruta también puede hacerse con la variante de no ir a Betterville, acortándose en un kilómetro y medio aproximádamente (ver Ruta III de este mismo usuario)

Más información en los siguientes enlaces:

Asociación Cultural Sad Hill:

http://www.acsadhill.es/

Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos:

http://www.santodomingodesilos.es/

Betterville y Cementerio de Sad Hill desde Carazo (Ruta II BFM)

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: balizada en su primera parte.
  • Distancia: 12,850 km.
  • Dificultad: fácil con baja exigencia (apta para niños)
  • Duración aproximada de la ruta: 3h-3.30 horas.
  • Desnivel: 294 m.
  • Altitud mínima: 1095 m
  • Altitud máxima: 1217 m

Reseña

Esta preciosa ruta se localiza entre los términos municipales de Carazo, Contreras y Santo Domingo de Silos, a 12 kms de Salas de los Infantes y a 67 de Burgos. Tiene el objetivo de recorrer dos de los cuatro lugares burgaleses en los que tuvo lugar el rodaje de la película «El Bueno, el Feo y el Malo» en el año 1966: el campo de prisioneros de Betterville y el cementerio de Sad Hill. En Betterville , próximo a la localidad de Carazo que también visitamos, es donde se rueda una escena emulando un campo de concentración. Para ello, se construyeron un fuerte con profundos fosos, una empalizada y varias construcciones anejas donde se producían las torturas, las ejecuciones y todo tipo de atrocidades propias de la guerra. Inspirado en los campos nazis, Sergio Leone hizo que, mientras se realizaban las torturas, un grupo de músicos traidos de Salas, Covaleda, Arauzo de Miel y Barbadillo del Pez entre otros, interpretara música de banda para acallar los gritos de las torturas. Por otro lado, en Sad Hill se rodó la escena más importante de la película en la que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef se disputan en un duelo a tres o «triello» los 200.000 dólares que están escondidos en la tumba del desconocido. La zona fue elegida por Sergio Leone por la similitud de estos escenarios naturales con los de Nuevo México y río Grande. El cementerio estuvo totalmente abandonado hasta el año 2015 en el que fue recuperado gracias al gran trabajo y colaboración de voluntarios de la Asociación Cultural Sad Hill. De paso, una breve visita al pueblo de Carazo, que, si actualmente no tiene muchas cosas destacables, está cargado de historia y rodeado de impresionantes y hermosas peñas.

La ruta, que transcurre entre bellísimos enebros, robles centenarios y alguna encina suelta, ofrece un paisaje espectacular. El impresionante silencio que reina en la zona junto con la ausencia de cables, postes y otros signos de la civilización moderna, hace que estemos paseando por un lugar único e impecable en el que uno sólo puede dejarse llevar por la exquisita belleza de este entorno. Si vas a Sad Hill, no te conformes con ver el cementerio, date un paseo hasta Betterville y Carazo (ruta I) o desde Carazo pasando por Betterville (ruta II), que no lo olvidarás nunca.

Descripción del recorrido

Se trata de una ruta circular que podemos hacer en las dos direcciones. Nosotros optamos por subir primero a Betterville y dejar el tramo menos interesante para el final. Salimos desde la fuente de la Calle Huertas que está al final del pueblo y, tras cruzar el puente que hay sobre el rio Mataviejas, nos vamos a buscar la senda que nos sube hasta la Majada de las Merinas, que es donde está Betterville. Sin apenas resquicios de lo que fue el campo -tan solo queda la zanja en la que fue excavado el foso-, nos entretenemos en leer curiosas informaciones y anécdotas sobre Betterville, y nos perdemos en las fantásticas vistas de las dos peñas que rodean Carazo: Soncarazo a la derecha, y El Enebral a la izquierda. Con la mirada vigilante de la Peña de Soncarazo primero y de San Carlos después, entre brezos, robles, bellísimos enebros y alguna encina suelta, avanzamos por la GR-82, cerca de los términos de Valdemuerto, donde se rodó la película de El Valle de las Espadas, y de la Cerca hasta llegar al Cementerio de Sad Hill. Después de recorrerlo de arriba a abajo, salimos por la parte de atrás y, tras pasar por un abrevadero, buscamos el camino que nos trajo hasta aquí. Tenemos que volver a andarlo durante medio kilometro y dejarlo un poco más adelante para irnos hacia el pinar que hay a la derecha. Lo atravesamos inmersos en una inmensa paz. Con la hermosa vista de La Copeta a la derecha, bajamos hasta la Dehesa de Carazo, donde nos sorprende la gran cantidad de reses de ganado vacuno que pacen en el entorno. El último tramo, de escaso interés, transcurre por un camino rodado y por la carretera BU-910 durante unos 400 metros. Nos adentramos en el pueblo para pasearlo, hacer una visita a su bonita iglesia y refrescarnos en la fuente que nos vió partir. En resumen, una magnífica ruta que siempre recordarás por su preciosa vegetación y por estar ubicada en un entorno que es una auténtica maravilla de la naturaleza.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Betterville (Campo de prisioneros).

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo colocado en la majada en la que estuvo enclavada la prisión: «El visitante se encuentra frente a una de las cuatro localizaciones burgalesas de «El Bueno, el Feo y el Malo» (1966) de Sergio Leone. El campo de concentración de Betterville fue construído en el verano de 1966. La escena se rodó en este altozano cercano a la localidad de Carazo (Burgos) conocido como Majada de las Merinas». Para la construcción del fuerte «Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) tomadas en 1864 por Mathew Brady y donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento y hasta canibalismo».

Robledales y sabinares albares.

Todo el trayecto entre Betterville y Sad Hill está poblado de hermosos ejemplares de roble primero y de frondosas sabinas albares o enebros en el entorno del cementerio.

Cementerio Sad Hill

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo que preside el cementerio: «El visitante se encuentra frente a uno de las localizaciones cinematográficas más importantes de la historia del séptimo arte… . El set se construyó según el diseño del escenógrafo Carlos Simi en apenas tres días por 250 soldados del ejército español recreando un soberbio cementerio circular con más de 5000 tumbas dispuestas en círculos concéntricos y radios rodeando una plazoleta central empedrada de 30 metros donde se sitúa el clímax. Las imágenes están montadas como en un videoclip al ritmo de la banda sonora de Ennio Morricone que va «in crescendo» hasta la resolución final. Esta escena es una de las más recordadas del género y denota una maestría en el montaje admirable».

Dehesa de Carazo

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, junto al nacedero del río Mataviejas o Ura.

Avisos y recomendaciones

Es una ruta sencilla, pero muy curiosa e interesante. No presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que la primera parte ha sido recientemente balizada por la Asociación Cultural Sad Hill, y la segunda parte transcurre por caminos rodados. Es inevitable que, al llegar al pueblo de Carazo, tengamos que andar un tramo de 400 metros por la carretera, lo que exige un especial cuidado, sobre todo si vamos acompañados de niños. Es asequible en cualquier época del año, pero es recomendable hacerla en primavera o en otoño para disfrutar del verde de los pastizales y del colorido de las hojas de los robles.

Más información en los siguientes enlaces:

Asociación Cultural Sad Hill:

http://www.acsadhill.es/

Ayuntamiento de Carazo:

http://www.carazo.es/

Cementerio Sad Hill, Betterville, Carazo: ida y vuelta (Ruta I BFM)

  • Tipo de ruta: lineal
  • Señalización: balizada.
  • Distancia: 12,290 km.
  • Dificultad: fácil con muy baja exigencia (apta para niños)
  • Duración aproximada de la ruta: 3h-3.30 horas.
  • Desnivel: 258 m.
  • Altitud mínima: 1122 m
  • Altitud máxima: 1200 m

Reseña

Este precioso sendero se localiza entre los términos municipales de Santo Domingo de Silos, Contreras y Carazo, a 17 kms de Salas de los Infantes y a 62 de Burgos. Tiene el objetivo de recorrer dos de los cuatro lugares burgaleses en los que tuvo lugar el rodaje de la película «El Bueno, el Feo y el Malo» en el año 1966: el Cementerio de Sad Hill y el campo de prisioneros de Betterville. En Sad Hill se rodó la escena más importante de la película en la que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef se disputan en un duelo a tres o «triello» los 200.000 dólares que están escondidos en la tumba del desconocido. La zona fue elegida por Sergio Leone por la similitud de estos escenarios naturales con los de Nuevo México y río Grande. El cementerio estuvo totalmente abandonado hasta el año 2015 en el que fue recuperado gracias al gran trabajo y colaboración de voluntarios de la Asociación Cultural Sad Hill.
Por otro lado, Betterville , próximo a la localidad de Carazo que también visitamos, es donde se rueda otra escena emulando un campo de concentración. Para ello, se construyeron un fuerte con profundos fosos, una empalizada y varias construcciones anejas donde se producían las torturas, las ejecuciones y todo tipo de atrocidades propias de la guerra. Inspirado en los campos nazis, Sergio Leone hizo que, mientras se realizaban las torturas, un grupo de músicos traidos de Salas, Covaleda, Arauzo de Miel y Barbadillo del Pez entre otros, interpretara música de banda para acallar los gritos de las torturas.

La ruta, que transcurre entre bellísimos enebros, robles centenarios y alguna encina suelta, ofrece un paisaje espectacular. El impresionante silencio que reina en la zona junto con la ausencia de cables, postes y otros signos de la civilización moderna, hace que estemos paseando por un lugar único e impecable en el que uno sólo puede dejarse llevar por la exquisita belleza de este entorno. Si vas a Sad Hill, no te conformes con ver el cementerio, date un paseo hasta Carazo que no lo olvidarás nunca.

Descripción del recorrido

Al tratarse de una ruta de ida y vuelta, el recorrido puede hacerse en ambas direcciones. Nosotros optamos por salir desde el cementerio. Con la mirada vigilante de la Peña de San Carlos primero, y de Soncarazo después, entre bellísimos enebros, robles y alguna encina suelta, avanzamos por la GR-82, por los términos de La Cerca y Valdemuerto, donde se rodó la película de El Valle de las Espadas, hasta llegar a un sendero que por la derecha nos sube a la Majada de las Merinas donde se encuentra Betterville. Sin apenas resquicios de lo que fue el campo -tan solo queda la zanja en la que fue excavado el foso-, nos entretenemos en leer curiosas informaciones y anécdotas sobre Betterville, y nos perdemos en las fantásticas vistas de las dos peñas que rodean Carazo: Soncarazo a la izquierda y El Enebral a la derecha. El último tramo de la ida lo hacemos para llegar hasta el pequeño pueblo de Carazo, refrescarnos en la fuente de la Calle Huertas e iniciar de nuevo el camino de regreso a Sad Hill.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Cementerio Sad Hill

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo que preside el cementerio: «El visitante se encuentra frente a uno de las localizaciones cinematográficas más importantes de la historia del séptimo arte… . El set se construyó según el diseño del escenógrafo Carlos Simi en apenas tres días por 250 soldados del ejército español recreando un soberbio cementerio circular con más de 5000 tumbas dispuestas en círculos concéntricos y radios rodeando una plazoleta central empedrada de 30 metros donde se sitúa el clímax. Las imágenes están montadas como en un videoclip al ritmo de la banda sonora de Ennio Morricone que va «in crescendo» hasta la resolución final. Esta escena es una de las más recordadas del género y denota una maestría en el montaje admirable».

Sabinares albares y Robledales.

Todo el recorrido entre Sad Hill y Betterville está poblado de una gran cantidad de frondosos enebros o sabinas albares en su primer tramo, y de robles centenarios y brezos en la segunda parte del recorrido.

Betterville (Campo de prisioneros).

Reproducimos aquí literalmente parte de la información que podemos encontrar en el cartel informativo colocado en la majada en la que estuvo enclavada la prisión: «El visitante se encuentra frente a una de las cuatro localizaciones burgalesas de «El Bueno, el Feo y el Malo» (1966) de Sergio Leone. El campo de concentración de Betterville fue construído en el verano de 1966. La escena se rodó en este altozano cercano a la localidad de Carazo (Burgos) conocido como Majada de las Merinas». Para la construcción del fuerte «Sergio Leone se inspiró en grabados y fotografías reales de la Guerra de Secesión americana y del campo nordista de Andersonville (Georgia) tomadas en 1864 por Mathew Brady y donde se cometieron ejecuciones masivas de prisioneros, hacinamiento y hasta canibalismo».

Carazo

La existencia de varios castros celtas en su peña y en los alrededores del pueblo nos dice que estamos ante una localidad muy antigua. De hecho, aparece citada en el Poema de Fernán González. Se sabe que, en el lugar que hoy ocupa, hubo importantes asentamientos celtas y romanos, de los que aún quedan algunos vestigios. Debido a su situación estratégica, estaba cruzada por una gran vía de comunicaciones, construída por los romanos, que unía Clunia con Tritium Magallum, actual Tricio en la Rioja. Hoy en día, es una pequeña villa con apenas 40 habitantes que viven principalmente de la ganadería y la agricultura. Es conocida fundamentalmente por haberse rodado allí dos películas: El Valle de las Espadas y el Bueno, el feo y el malo. Tiene dos monumentos destacados: la Iglesia de Santa Eugenia (siglo XVI), con un interesante retablo clasicista de madera policromada y una pila bautismal románica, y la Ermita de la Virgen del Sol, junto al nacedero del río Mataviejas o Ura.

Avisos y recomendaciones

Es una ruta sencilla pero muy curiosa e interesante. No presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que ha sido recientemente balizada por la Asociación Cultural Sad Hill. Aunque ir y volver se hace un poco largo, si tenéis hijos que están acostumbrados a andar, es una ruta ideal para hacer en familia. Por tratarse de una ruta lineal, también podemos volver en cualquier momento o no bajar al pueblo de Carazo y regresar desde Betterville. Es asequible en cualquier época del año, pero es recomendable hacerla en primavera o en otoño para disfrutar del verde de los pastizales y del colorido de las hojas de los robles.

Más información en los siguientes enlaces:

Asociación Cultural Sad Hill:

http://www.acsadhill.es/

Sendero Minero de Juarros (San Adrián y Brieva).

  • Tipo de ruta: circular.
  • Señalización: muy buena y muy fácil de seguir.
  • Distancia: 12,56 km.
  • Dificultad: fácil con baja exigencia.
  • Duración aproximada de la ruta: 3h-3.30 horas.
  • Desnivel: 238 m.
  • Altitud mínima: 1063 m
  • Altitud máxima: 1196 m

Reseña

El sendero minero de Juarros recorre las localidades de San Adrián de Juarros y Brieva de Juarros. Pasa por caminos que, desde 1841 hasta 1970, utilizaron los mineros de la zona para transportar su oro negro. En el recorrido, puede verse restos de 9 pozos de minas de carbón, hoy abandonadas y en ruinas, y una calera, muy relacionada con la actividad minera, lo que nos recuerda tiempos no muy lejanos en los que esta zona tuvo una gran actividad minera, favorecida por las características de esta zona de Juarros. La producción era consumida, fundamentalmente, por industrias de la ciudad de Burgos.

El sendero, de 10 kms de largo que nosotros hemos ampliado para subir al Alto del Sauce, conserva un gran encanto. Las enormes masas forestales de roble quejigo y pino le dan un colorido especial y las aguas cristalinas de los arroyos que lo recorren una pureza singular. Está bien señalizado con marcas blancas y amarillas de PRC y encontramos paneles informativos que nos dan información exhaustiva acerca de la actividad minera y sobre la fauna, flora y geología de la zona a lo largo de todo el recorrido. Tampoco faltan monumentos religiosos y hasta tenemos la oportunidad de ver un pequeño molino en ruinas. En definitiva, una hermosa y amable ruta que disfrutarás seguro solo o, mejor, con los tuyos.

Descripción del recorrido

Iniciamos la ruta en el pueblo de San Adrián de Juarros, junto a una caseta de madera en la que se ofrecen rutas guiadas y en la que hay varios carteles de información sobre la ruta. Abrimos una cancela para empezar la subida que, tras pasar por varias tenadas rodeadas de pastizales y hermosos robles rebollos, nos conduce hasta el alto donde está el desvío a la primera de las minas: la Mina del Conde. Tras visitar las escasas ruinas que quedan, cruzamos una nueva cancela y tomamos un amplio camino, la GR-82, que nos baja hasta el precioso pastizal de Mata de los Campos. Al final de la pradera, abandonamos la GR para irnos a la izquierda por una angosta vereda que deja a la izquierda el cauce del arroyo. Ascendemos ligeramente y de nuevo tomamos otra amplia pista forestal que , entre pinos repoblados y robles, nos lleva al Mirador del Valle de Salechón, donde las vistas son espectaculares.
Retomamos el recorrido y, de camino a Brieva, por una preciosa senda, llegamos a la entrada de la Mina de El Travesaño de los Villares. Otro pequeño tramo, ahora junto a un molino en ruinas, y nos vamos acercando al pueblo de Brieva. Tan pronto como dejamos el sendero, se nos aparece a la izquierda la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Un poco más adelante, un gran manantial de cristalinas aguas junto al arroyo del Horcajo, que atravesamos por una original pasarela de piedras y una barandilla de madera. Hacemos un descanso para retomar energías y darnos un paseo por el pueblo. Nos llama la atención el colorido de las piedras de sus fachadas, el triste estado de su hermosa iglesia románica y un crucero en el centro del pueblo. Tras el paseo, bajamos de nuevo al camino y nos paramos unos metros más adelante para subir a la Calera. Seguimos el camino y, tras avanzar por otra amplia pista forestal y, poco después, por la carretera que va a Brieva durante unos 400 metros, nos vamos a la izquierda para iniciar un empinada subida que pasa junto a varias explotaciones mineras abandonadas.
Antes de dirigirnos a nuestro punto de partida, vemos un cartel que nos invita a subir al Alto del Sauce. Aceptamos la invitación y subimos hasta el vértice geodésico. Para terminar, desandamos el camino que vuelve a la pista e nos vamos a ver el Roble de la Paz y la última mina: San Ignacio. Después, descenso a San Adrián y tiempo para pasear por esta preciosa villa y ver sus numerosos puntos de interés.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Valle del Salechón. Mirador.

Atravesado por el arroyo que baja desde los verdes pastizales de Mat de los Campos, el Valle del Salechón es un lugar en el que está muy presente la explotación forestal llevada a cabo en estos momentos. Desde el precioso mirador que lo presice, puede verse como domina el color verde perenne de los que pinos que han repoblado estas zonas en sustitución de viejas especies autóctonas.

Brieva de Juarros.

Barrio de San Adrián, es un lugar situado en lo alto (1.100 ms) desde donde pueden verse un precioso paisaje y unas vistas impresionantes. Favorecido por su proximidad a la capital burgalesa, se trata de un pequeño pueblo en el que se están recuperando muchas casas para ser utilizadas en periodos vacacionales o en fines de semana. En su casco urbano, destaca sobre todo la iglesia románica dedicada a San Martín, un crucero y la lagunilla que existe en el centro del pueblo. En las proximidades, la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves.

Calera

La calera es un horno donde se calcina la roca caliza para obtener cal.

Bocaminas y pozos mineros

Sobre todo en la segunda parte del recorrido, pasamos junto a varias entradas de minas y pozos: la Escalera, Refugio, El Buey, la Juarreña, la más conocida por haber sido la primera en utilizar dinamita, etc…, los cuales hoy están abandonados o en ruinas.

Alto del Sauce (1139 m)

Desde el Mirador del Sauce, próximo a la localidad de San Adrián de Juarros, se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de las cumbres de la Sierra de la Demanda, dominadas por el Pico San Millán. En la cima, donde nos sorprende un precioso atardecer, encontramos un vértice geodésico y cuatro paneles informativos orientados con los puntos cardinales.

Roble de la Paz

Pozo de San Ignacio

Cuando cesó la actividad de explotación del carbón en la zona, porque la calidad del carbón que se producía en estos montes no podía competir con el de León o Asturias, el último pozo en cerrarse fue el de San Ignacio, que lo hizó en 1970. Tiene más de 200 metros de profundidad y es el que mejor se conserva, ya que en el todavía pueden verse los apoyos de hormigón del castillete y su caña. El castillete que vemos actualmente, en el que podemos ver una vagoneta colgada de un cable, es una reciente y fea reproducción del original. 

San Adrián de Juarros

Situada al sureste de la ciudad de Burgos, en la comarca del Alfoz de Lara y en la Sierra de la Demanda, la localidad de San Adrián es considerada la cuna de una explotación minera de la zona que, junto a una intensa actividad agrícola favorecida por los férteles pastizales que la rodean, fue la actividad económina más importante de la comarca de Juarros hasta los años 70 del siglo pasado. En su casco urbano, destaca el sencillo pero armonioso edificio de su Iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. De estilo gótico-renacentista, fue construida entre los siglos XV y XVI. Llama también la atención su rica arquitectura popular, con sus casas de piedra arenisca rojiza, un bonito lavadero y un moderno potro de errar.

Avisos y recomendaciones

Es una ruta sencilla pero muy curiosa e interesante. No presenta ninguna dificultad y es fácil de seguir, ya que transcurre principalmente por caminos y sendas bien marcados. Aunque es un poco larga, si tenéis hijos que están acostumbrados a andar, es una ruta ideal para hacer en familia. En el tramo de 400 metros que va por la carretera hay que tener mucho cuidado con el tráfico, sobre todo si llevamos menores. Es asequible en cualquier época del año, pero es recomendable hacerla en primavera o en otoño para disfrutar de los tonos verdes de los pastizales y el colorido de las hojas de los robles.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de San Adrián de Juarros:

http://www.sanadriandejuarros.es/