Ruta integral desde Pineda de la Sierra: Mencilla, Mogosa, San Millán y Trigaza.

  • Tipos de ruta: circular.
  • Señalización: hitos sueltos; no está balizada.
  • Distancia: 36,190 Kms.
  • Dificultad: difícil con exigencia alta.
  • Duración aproximada de la ruta: 12h-12.30 horas.
  • Desnivel: 1835 m.
  • Altitud mínima: 1185 m
  • Altitud máxima: 2132 m

Reseña

La Sierra del Mencilla, preciosa cordillera de altitud media que nos regala unas maravillosas vistas desde la mayoría de sus puntos, es un anticlinal de unos 25 kms de longitud situado al sur de la Sierra de la Demanda. Sus cimas más representativas son: Pico Mencilla (1932 m) y Pico Mogosa (1781 m). Por otro lado, la Sierra de San Millán, perteneciente al Sistema Ibérico, posee las dos cumbres más altas de la provincia burgalesa: el San Millán y el Trigaza con sus tres cotas, siendo el Trigaza Sur (2084 m) la más representativa.

Estas tres míticas cumbres, localizadas en torno a la población de Pineda de la Sierra, a unos 49 kms de Burgos y a 34,5 kms de Salas de los Infantes, ofrecen un gran contraste en sus dos vertientes. Sus caras norte son bastante verticales y cortadas y, en ellas, pueden verse claramente los efectos del glaciarismo, del agua y del viento que las azotan desde el norte. Sus caras sur, en cambio, son más extendidas, redondeadas y con vegetación más abundante. Pueden abordarse desde diferentes poblaciones, pero hoy hemos elegido la ruta integral con la que soñamos todos los senderistas, con el reto de ascender a todas ellas en una sola jornada y con el objetivo de disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrecen todas sus cimas; también, visitar de nuevo la preciosa villa medieval de Pineda de la Sierra.

Se trata de una bellísima ruta de montaña, pero durísima a su vez, ya que hemos de subir un desnivel neto de casi 1000 m y un nivel positivo de casi 2000 m, además de recorrer una larguísima distancia. Los caminos por los cordales y las sendas, por el contrario, son bastante cómodos y tan sólo presentan dos dificultades: atravesar el bosque de hayas que hay después del Pico Mogosa y el descenso del Trigaza que es muy pedregoso. En resumen, aunque se salva un gran desnivel, si estamos muy bien preparados físicamente, la ruta no se hace tan dura como pudiera parecer debido al perfil redondeado de estas montañas. Alimentándose e hidratándose bien, teniendo cuidado de elegir un día sin mucho calor y sin mucho viento, despejado para gozar de las magníficas panorámicas del entorno, es una ruta muy recomendable para pasar un día completo e intenso de montaña que jamás olvidarás.

Descripción del recorrido.

Ver video con Relive

Iniciamos la ruta en la iglesia románica de San Esteban Protomártir para dirigirnos por la CL-BU-820 casi hasta el final del pueblo, donde está el cartel que señaliza el comienzo de la ruta. Nos vamos a la izquierda por un camino forestal que pasa por la Ermita del Santísimo Cristo y que cruza la vía verde y un paso de cadenas. A unos 2 kms aproximádamente, lo dejamos para irnos a la derecha. Pronto, veremos un abrevadero, donde nos vamos por la izquierda para iniciar la subida más dura de todo el recorrido. Llegados al cordal, continuamos por un camino bien marcado que, pasando por una caseta de observación de montes, nos lleva hasta la cima.
Cumplido el primer objetivo, nos vamos por el cordal de la derecha que, a través de un camino rodado y pasando por Cabeza Lechar, nos baja hasta el Pico Mogosa (1781). Poco después, iniciamos la bajada más ingrata de todo el recorrido, ya que hemos de cruzar, campo a través, un precioso bosque de hayas, pero lleno de maleza y ramas extendidas por el suelo que dificultan nuestro caminar para ir directamente a buscar la pista forestal que nos baja hasta el Puerto del Manquillo (1400 ms).
Trás alimentarnos adecuadamente y descansar brevemente, comenzamos la subida por un camino forestal que toma bastante pendiente en sus primeros kilómetros. A la altura del Km 4 desde la carretera, vemos un angosto sendero que te lleva hasta el nacimiento del río Arlanzón, pero pasamos de largo, pues nos queda todavía un larguísimo camino. Un kilómetro, otra breve parada en el Cerro el Duento para disfrutar de bellas vistas de la zona de Salas y de La Campiña. Seguimos ascendiendo hasta el Alto de los Tres Mojones, en el que confluyen varios caminos procedentes de Barbadillo de Herreros, Riocabado de la Sierra, Pineda de la Sierra y Puerto del Manquillo (km 23.5). Un fuerte repecho y pronto coronamos el techo de Burgos.
Después de una breve estancia para reponer fuerzas y disfrutar del lugar, descendemos por una preciosa vereda que va por el cordal cimero; tenemos unas inmejorables vistas del Valle del río Urbión a la derecha y del barranco Malo a la izquierda; tras iniciar un moderado ascenso y superar otro fuerte repecho, llegamos a la zona del Trigaza pasando por los collados de Flecho y de Sierra Llana. Nos paramos en su punto culminante: el Trigaza Sur (2084 m). Desde aquí, puede irse hasta la Zapatera (Trigaza Norte) y volver, pero el cansancio nos hace desistir.
Desde el Trizaga Sur, desandamos unos pocos metros e iniciamos el descenso por un cordal que deja el barranco Malo a la derecha. El camino, solo señalizado por algunos hitos sueltos y con una fuerte pendiente que castiga las rodillas, se va haciendo cada vez más pedregoso, por lo que lo bajamos con cuidado hasta llegar a un pastizal en el que arranca el camino rodado, a veces herbáceo, que, pasando por el Colladito y Zurralengo, nos conduce hasta nuestro punto de partida.

Mapa y elevación

Enlace Wikiloc

Puntos de interés / Waypoints

Pico Mencilla (1932 m)

Es el pico más alto de la sierra a la que da nombre. Desde Pineda, puede abordarse por el refugio Esteralvo, la subida más normal y clásica, pero hoy subimos por las Llanadas y la Veguilla y por el cordal que va hasta el Plantizo para hacerla circular y con un recorrido mucho más tendido. Presenta un característico perfil modelado por los efectos de la erosión glaciar a lo largo de los años. En ella, podemos encontrar: un vértice geodésico, un pequeño belén y varios buzones de montañeros. La panorámica desde ambos lados es bellísima con vistas inmejorables del Pico San Millán y del Trigaza, así como de la Sierra de Urbión. Los pantanos de Uzquiza y Arlanzón en el norte y el Valle del Sol en su falda son otros de los atractivos. Coronar su cumbre es uno de los clásicos del montañismo burgalés. De hecho, cada año, el fin de semana anterior a nochebuena, animados por la Sociedad de Montañeros Burgaleses, cientos de personas suben hasta este pico a celebrar la llegada de la navidad.

Pico Mogosa (1781 m)

Es la segunda cima más alta de la Sierra del Mencilla. Desde su cima, sorprenden muy gratamente las vistas de los pueblos cercanos y el paisaje que rodea este paraje popularmente conocido como San Cristóbal.

Pico San Millán (2132 m)

También conocido como El Torruco o el Pontón por muchos lugareños, el Pico San Millán es la cumbre más elevada de la provincia burgalesa y el segundo en altitud de la Sierra de la Demanda, únicamente superado por el San Lorenzo en su vertiente riojana. Da nombre a la sierra en la que está ubicado. En su cima, podemos disfrutar de todos los elementos que adornan el techo de una provincia: un vértice geodésico, un belén, una cruz, una placa conmemorativa y varios buzones correspondientes a varios grupos de montaña, además de una bellísima panorámica con impresionantes vistas del Valle del Urbión, de la Sierra del Mencilla, Sierra de la Demanda, Urbión, y, a lo lejos, la Sierra de Cantabria entre otras cumbres.

Trigaza Sur (2084 m)

Siendo la segunda cumbre más alta de la provincia, llama la atención que no sea considerada como la verdadera cúspide de la zona del Trigaza, ya que, en su cima, no vemos ningún vértice geodésico, sino solo un pequeño buzón, perteneciente al Club de Montaña Obarenes, desplazado unos 200 metros hasta el punto más alto de esta elevación.

Pineda de la Sierra

Situado entre las altas cumbres de la sierra, rodeado por extensos bosques autóctonos, atravesado por un recién nacido río Arlanzón y habitado por apenas 100 habitantes censados, Pineda tiene su origen a finales del siglo X, cuando Don Sancho pobló esta zona. Favorecido por un entorno rico en pastos, tuvo su esplendor en la Edad Media como importante centro ganadero, llegándose a convertir en un punto de referencia de las rutas de trashumancia de la mesta. También fue notable su importancia como lugar minero, manifestado en el ferrocarril minero que pasa junto al pueblo. Toda esta notoriedad puede verse en las numerosas casas blasonadas que hay en el pueblo. Se trata de grandes casonas de piedra arenisca rojiza, con puertas de madera con cuarterón y pequeñas ventanas para evitar el frío del clima de montaña que padece una buena parte del año. En algunas de ellas, todavía pueden encontrarse chimeneas encestadas y grandes escudos de piedra. Hoy en día, destaca por ser uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de la naturaleza y por presentar un casco urbano muy bien conservado. Además de los ya citados más arriba, hay en el pueblo y entorno abundantes monumentos y lugares de interés entre los que cabe destacar:

Iglesia de San Esteban Protomártir: de estilo románico, es el monumento más interesante de esta población, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico. Construida con piedra rojiza arenisca, propia de esta zona de la sierra, presenta un ábside semicircular , una torre campanario, la puerta principal y una galería porticada, auténtico icono del edificio religioso, como los elementos más sobresalientes de esta maravillosa obra de arte.Ermitas del Santo Cristo y de San Pedro.

Vía verde del ferrocarril minero: extendiéndose desde Monterrubio de la Demanda hasta Arlanzón, pasa por la parte baja del pueblo. En él, es frecuente ver senderistas, ciclistas e, incluso, gente a caballo disfrutando de este maravilloso entorno natural.

Valle del Sol: lugar cercano a Pineda, al que se puede acceder en coche o a pie. El sendero que nos sube desde el pueblo transcurre por un precioso acebal. En este lugar pueden verse un gran refugio operativo para comer y dormir y los restos de una antigua estación de esquí.

Avisos y recomendaciones

La ruta es tremendamente larga y muy dura, por lo que conviene ir provistos de alimentos energéticos y de mucha agua, ya que no hay ninguna fuente en todo el recorrido.
Para hacer esta ruta, conviene evitar días de mucho calor y de viento. También debemos tener cuidado si hay niebla, ya que es fácil que pueda sorprendernos y dejarnos sin visibilidad. En épocas de nieve, es obligatorio llevar raquetas, crampones y piolet para avanzar por el cordal cimero que suele estar helado algunas veces.
Se puede evitar cruzar el hayedo que hemos mencionado anteriormente y, de este modo, no tener que ir campo a través durante un kilómetro. Para ello, no hay que abandonar el camino de bajada y dar un rodeo de algo más de 1 km por un camino que hace forma de V y que también desemboca en la pista forestal que baja al Manquillo.

El pueblo de Pineda ofrece varios servicios que nos facilitarán y ayudarán a disfrutar de nuestra estancia: bares, restaurantes, casas rurales, albergue.

Más información en los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Pineda de la Sierra: http://www.pinedadelasierra.es/lugares-interes

https://es.wikipedia.org/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.wikiburgos.es/wiki/Pineda_de_la_Sierra

https://www.arteguias.com/iglesia/pinedasierra.htm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s